Una familia de coleccionistas conserva casi un centenar de cartas «picantonas» de Benito Pérez Galdós a Emilia Pardo Bazán, que se creían perdidas en un primer momento, según ha confirmado a Europa Press la presidenta de la asociación ciudadana Soy de la Cuesta, Lara Sánchez.

El librero histórico de la Cuesta Moyano en La capital de españa y integrante de la junta directiva de esta asociación, Guillermo Blázquez, ha sido la persona que ha visto estas cartas y que transporta negociando a lo largo de meses con la familia para adquirirlas, hasta la actualidad sin resultado.

«Las cartas de amor que ha visto son casi un centenar y están a cargo de una familia desde hace tres décadas. Blázquez intentó comprárselas y es imposible porque la familia las quiere tener, quizás porque son de un contenido erótico que crean que podría desprestigiar la figura de Galdós», ha señalado Sánchez.

Un par de años como amantes

Tal y como ha adelantado la Cadena Ser, el librero madrileño ha tenido ocasión de leer ciertas cerca de 100 cartas que el escritor canario le remitió a su amante y, entre otras muchas cosas, recuerda de qué forma en una de ellas se leía que Galdós le afirmaba: ‘Estoy deseando volver a verte para comerte los pechos’. Los dos literatos mantuvieron una relación de amistad durante muchos años, pero a lo largo de dos fueron amantes, mientras que ella estaba casada.

Hasta ahora, se había pensado que toda la correspondencia de Galdós a Pardo Bazán podría ser destruida en el Pazo de Meirás, según cuenta Sánchez. Existen muchas teorías, e incluso se dijo que Carmen Polo las quemó en el momento en que llegó al Pazo de Meirás, donde antes vivía la autora. Al contrario, las cerca de 90 cartas que le escribió la autora sí se conservan en su mayor parte e incluso se muestran agarradas en libros como ‘Miquiño mío’ (Turner), en una edición de Isabel Parreño y Juan Manuel Hernández.

«A esa familia no les hace falta venderlas y las tienen como coleccionistas. Blázquez lo lleva tratando mucho tiempo y no hay forma, más allá de que tiene muy buen contacto al adquirirle la familia otras cosas. De cualquier manera, sólo conoce esas cartas. Otras instituciones destacables no han ido a por ellas», ha relevante Sánchez.

Lectura dramatizada de las cartas

Esta revelación se genera al elaborar la asociación el Año Galdós, que incluirá este sábado 12 de noviembre una lectura dramatizada en la Cuesta Moyano con actores de las cartas que intercambiaron los escritores Emilia Pardo Bazán y Benito Pérez Galdós en la transición del siglo XIX al sigo XX. Además, numerosos periodistas radiofónicos leerán diversos fragmentos escogidos de proyectos de Benito Pérez Galdós como ‘El abuelo’, ‘Doña Perfecta’ o ‘España Trágica’.

El Año Galdós llega a su fin, mas el 2021 va a ser el instante para recordar a la enorme autora gallega, que pasó más de 30 años en La capital de españa, donde escribió parte importante de su obra, y de la que se conmemorará el centenario de su fallecimiento. Paralelamente, este sábado los autores Rosa Montero, Marta Sanz, Javier Sierra y Luisgé Martín firmarán ejemplares de sus libros en distintas casetas de la Cuesta de Moyano en acompañamiento a sus libreros de cara a la campaña de Navidad.






Fuente