Las estaciones de esquí andorranas abrirán de forma progresiva a partir del día 2 de enero exclusivamente para los residentes del país alpino, según ha informado este jueves el Gobierno de Andorra.

Ski Andorra ha señalado que las estaciones seguirán las medidas del Ministerio de Salud obligatorias por la pandemia de coronavirus, lo que incluye un control de aforamiento.

Los usuarios deberán «seguir las medidas de prevención contra el covid-19 indicadas para cada estación».

Las estaciones de Grandvalira, Ordino Arcalís y VallnordPal Arinsal está previsto que comuniquen cada una de ellas la información específica en lo que atañe a sus respectivas aperturas. EFE