Trabajadores de la salud y usuarios de la línea 3 de autobús, que desemboca en el hospital universitario, vuelven a reclamar que el servicio no ingresa al campus universitario. En un comunicado enviado este martes al alcalde de la ciudad, Luis Salaya, los afectados criticaron, entre otras cosas, la masificación de usuarios porque los estudiantes universitarios utilizan la línea para llegar a la facultad en lugar de utilizar la línea autorizada, y afirman que esto provoca un mayor riesgo de contagio en medio de una crisis sanitaria.

Por ello, tras la protesta que llevaron a cabo hace un año, están anunciando una nueva recogida de firmas para exigir la retirada de este tramo de la ruta, ya que el recorrido, como argumentaron en su momento, era muy largo y a más de 40 minutos del centro. . Ya en ese momento, el ayuntamiento aseguró que era «ilógico» que la línea cruzara el campus y anunció que se examinaría el formulario para poder cambiarlo, pero esta pregunta no terminó.

Ahora sobre el problema del retraso en los viajes, agregan el problema por el coronavirus. En el documento, critican que «las condiciones del transporte público son inseguras e inadecuadas para la situación actual» y lamentan que la capacidad sea «la misma que antes» de la condición de alarma y que la frecuencia de cruce entre buses sigue siendo «muy». En las horas punta desciende, lo que obliga a los trabajadores sanitarios y a los pacientes a llegar a tiempo.

Por ello, piden un límite de capacidad -según el ayuntamiento se ha reducido al 60 %- para que se eliminen al menos todas las paradas de la jornada laboral del campus «para reducir el exceso de usuarios» de la línea 3 y el riesgo de contagio para pacientes y profesionales sanitarios , «indispensable e insustituible en este momento», y finalmente aumentar la flota de vehículos para cubrir el servicio.

Noticias similares

.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí