Los socios han hablado. Aunque pocos socios, como siempre. Esta vez todos pudieron votar e incluso votar por correo electrónico, pero al final sólo 3.097 de los 120.000 han ejercido su derecho. El resultado, eso sí, es abrumador. La lista no oficial que reunió a artistas impulsada por editoriales multinacionales ha obtenido 14 de las 16 plazas en la Facultad de Derecho Pequeño, la de músicos. Y las multinacionales también han recuperado su posición en la escuela editorial, dejando fuera a todas las editoriales que dominaban la junta anterior.

Después de tres años fuera de la entidad, las multinacionales han vuelto con fuerza. Entre los autores que han sido elegidos para ocupar un puesto en la nueva junta directiva de la SGAE por la Facultad de Derecho Menor se encuentran Sabino Méndez (ex-Troglodytes), Nacho Mañó (Presunto Involucrado), Josemi Carmona (Ketama), David Santisteban (compositor de Sergio Dalma, Malú y numerosos artistas de ‘OT’), el rapero Haze y las cantautoras Merche y Virginia Maestro.

Los únicos autores que aparecieron en listas no promovidas por multinacionales y han guardado su puesto son Juan Carmona (fundador de Ketama y primo de Josemi Carmona) y Susana egea (cantante del grupo de pop electrónico Stereoskop cuyos videoclips son habituales en las madrugadas de la televisión). Hay un caso insólito, el del flautista y compositor flamenco Juan Parrilla. Su nombre estaba en todas las listas y, por supuesto, fue el más votado.

El resultado de las elecciones deja fuera a la gran mayoría de autores alineados, con mayor o menor intensidad, con la denominada ‘rueda’. La disolución de los autores de Small Law que componían la junta directiva saliente es general, aunque algunos han obtenido un puesto en las elecciones territoriales que también se celebraron ayer. Es el caso de Miguel Ángel Chastang (Madrid) y Teo Cardalda (Galicia).

Donde apenas hay cambios es en las facultades de Gran Derecho y Audiovisual. Todos los candidatos han sido elegidos porque solo se presentaron 15 y había 15 plazas en juego. Antonio Onetti, el presidente que convocó a estas elecciones, es uno de ellos. Ahora tenemos que ver a quién elige la junta directiva como nuevo presidente de la SGAE. El que ni siquiera ha logrado un escaño en esta junta, aunque aspiraba a retomar las riendas de la entidad, es el expresidente José Miguel Sastrón: es el otro gran perdedor.

Aplastada

Si bien, en teoría, los candidatos a integrar la junta directiva fueron presentados individualmente, estos días han circulado dos e incluso tres listas que buscaban la concentración del voto y la derrota del oponente. Una vez más, El duelo se planteó entre las editoriales de televisión (las que han intentado marcar el rumbo de la entidad en los últimos años) y las editoriales multinacionales. Todos los candidatos que se han presentado libres, ajenos o no a estas luchas internas, han sido aplastados. En esta ocasión la puntuación mínima para entrar al encuentro estuvo entre los 4.500 y los 5.000 puntos. Ninguno de los que aparecieron gratis ha llegado a los dos mil. Algunos ni siquiera han sumado 400. Estos son datos que confirman que para ingresar a esta junta directiva se necesitan estrategias ambiciosas y poderosos aliados. Y para gobernarlo, aún más. Los cinco autores más votados ya deberían conocerlo y quienes integrarán la comisión supervisora ​​que debe velar por el buen funcionamiento de la SGAE. Se trata de Joan Albert Amargós, Manuel Aguilar, Arturo Luna, Esteban Hirchfield y Bernardo Vanrell.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí