Las proyectos para la conexión de las urbanizaciones de Macondo y El Junquillo se retomaron el pasado jueves, según informó el portavoz del gobierno local, Andrés Licerán. Estos trabajos se presentaron hace casi tres años y las obras aún no han finalizado. A la primera compañía a la que se adjudicaron se le retiró el contrato al no enseñar toda la documentación y el certamen recayó en la segunda, mas después las obras sufrieron una paralización porque no se incluía una solución para la línea de alta tensión que pasa por la zona, «nos la encontramos paradas», precisó Licerán al referirse a que los trabajos llevan paralizados al menos desde junio de 2019, en el momento en que el actual equipo de gobierno inició el orden.

Se ha debido hacer un cambiado en el emprendimiento que ha supuesto un coste de 80.000 euros, según el dato dado por el portavoz del gobierno, una cantidad que se suma a los 380.000 euros del presupuesto de la obra, que en un principio tenía un período de ejecución de seis meses. Estos trabajos conectarán los dos distritos en la glorieta de ingreso a El Junquillo y permitirán hacer mejor el servicio que presta la línea 4 de los autobuses urbanos, que es la que llega a estas dos zonas del oeste de la región.

Por otra parte, Licerán anunció que la semana próxima se iniciarán los trabajos de sustitución del saneamiento de los distritos de Llopis Ivorra y Espíritu Santurrón. Esta obra tiene un plazo de ejecución de catorce meses y también incluye actuaciones en otras 2 zonas: en la entidad local menor de Valdesalor y en calles de la Mejostilla.






Fuente