Las cifras de la ‘Ley Mordaza’ en Cáceres comienza a relajarse desde que esta normativa entró en vigor en el año 2015. Por primera vez se ha frenado la inclinación ascendiente tanto de las sanciones como de las cuantías. De esta forma lo indican los datos de 2019, último año computado al terminado a través del Portal de Criminalidad del Ministerio del Interior. Durante ese ejercicio se registraron 2.964 sanciones en la provincia cacereña por drogas, armas y también infracciones contra la seguridad ciudadana, que supusieron un visible descenso del 9% en relación a las 3.259 impuestas en 2018. Ocurrió lo mismo con el total del dinero pagado en multas: si en 2018 los cacereños abonaron 1.831.033 euros, el año pasado se redujeron a 1.694.173 euros  (una caída de 11%).

No obstante, los datos de 2019 son los segundos más altos desde el instante en que entró en vigor la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana, bautizada desde su inicio como ‘Ley Mordaza’. Esta normativa, que ha supuesto la revisión más profunda de la justicia penal española desde la reforma del Código Penal de 1995, pasó a considerar las faltas como infracciones administrativas o bien delitos leves. De esta forma, hechos que previamente eran punibles en el ámbito penal, solo lo son ahora en el administrativo, a fin de reservar los juzgados para casos graves.

Una de las críticas más fuertes que recibió la ley es la potestad del funcionario (policía) de imponer estas sanciones sin la necesidad de pasar por un juez (aunque sí son recurribles frente a un juzgado). En cualquier caso, el Tribunal Constitucional acaba de hacer llegar su fallo favorable a la integridad de la ‘Ley Mordaza’ frente  al recurso interpuesto hace cinco años por PSOE, IU, Compromís, CC, Geroa Bai y UPyD.

Ya que bien, a lo largo del último ejercicio (2019) se han achicado estas sanciones y su cuantía tanto a nivel nacional (de 149, 2 millones de € a 146,8 millones de € en multas), como en la provincia cacereña, que no obstante se posiciona en el puesto número 16 del ranking, con 2.964 sanciones. Otras 15 provincias presentan menores incidencias, entre Huelva, Localidad Real, Cuenca, Guadalajara, Lugo, Ourense, Ceuta, Melilla y la mayoría de Castilla y León.

Las drogas generan el  73% de las sanciones

La ‘Ley Mordaza’ se divide en tres apartados. El primero abarca las infracciones relacionadas con las drogas. Suponen 2 tercios de todas las multas y fueron las únicas que subieron el pasado año en la geografía cacereña, con un total de 1.927 sanciones por un valor global de 1.236.477 €. Este tipo de hechos son castigados con multas que van desde 601 € hasta 30.000 €, mas no se piensan especialmente graves, en tal caso seguirían la vía judicial.

La enorme mayoría de las sanciones por drogas en Cáceres en 2019 estuvieron relacionadas con la violación del artículo 36.16, que prohíbe «el consumo o bien la tenencia ilícita de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, aunque no estuviesen destinadas al tráfico, en lugares, vías, establecimientos públicos o bien transportes colectivos, así como el abandono de los instrumentos o bien otros efectos usados para eso», recoge literalmente la ‘Ley Mordaza’. Por estos hechos hubo 1.917 sanciones que sumaron una cuantía de 1.227.562 euros. 

También se generaron 9 infracciones al artículo 36.18, que se tradujeron en 7.415 € de multas por la plantación y cultivo ilícito de estupefacientes o bien psicotrópicos en lugares visibles al público. Además, se registró 1 caso de violación del artículo 36.19, que multa a los establecimientos que dejen consumir esta clase de sustancias ilegales en su interior sin tratar siquiera de evitarlo. El local denunciado tuvo que pagar 1.500 €.

Seguridad ciudadana: infracciones a la baja

El segundo apartado con más volumen de multas en 2019 fue el de los  hechos relacionados con la seguridad ciudadana. Presentaron la más grande bajada en Cáceres, desde los 406.890 € en sanciones registradas a lo largo de 2018 hasta los 270.980  € contabilizados en 2019 (un considerable descenso del 33%). El número de demandas también menguó de 1.040 a 733 en solo un año. Se habla del único conjunto de infracciones dentro de la ‘Ley Mordaza’ que tiene una inclinación descendente desde el momento en que empezó a aplicarse esta normativa en 2015.

Si profundizamos en este capítulo, la mayor parte de las sanciones, un total de 205, se han producido por el quebrantamiento del artículo 36.06, que castiga la desobediencia o bien la resistencia a la autoridad, tal como la negativa a identificarse y la presentación de datos falsos o bien inexactos en los procesos de identificación. Dichas infracciones sumaron en 2019 las superiores cuantías en el apartado de la seguridad pública, debido a que ascendieron a 124.393 € en la provincia de Cáceres. Hay que insistir en que siempre son ocasiones  moderadas, porque las graves terminan en los juzgados.

Tras se situaron los 113 casos en los que se contravino el artículo 36.03 de la ‘Ley Mordaza’, por «causar desórdenes en las vías o establecimientos públicos, o bien obstaculizar la vía pública con moblaje urbano, automóviles, contenedores, neumáticos u otros», cuando se ocasione una perturbación grave de la seguridad. En Cáceres estas sanciones supusieron 69.406 €.

Pero también se produjeron el pasado año  11 denuncias por violar el artículo 36.01, que sumaron  7.308 €. Estas personas fueron multadas por perturbar la seguridad ciudadana en actos o bien espectáculos públicos. Además, hubo siete sanciones (4.207 €) por no respetar el artículo 36.04, que castiga la obstrucción a algún autoridad o bien empleado público en el ejercicio legítimo de sus funciones.

Por otro lado, en 5 oportunidades se contravino el artículo 37.16 (1.050 €), que prohíbe dejar sueltos o en condiciones que puedan provocar daños a animales feroces o bien perjudiciales, tal como abandonar a animales familiares. Por último, hubo 1 caso de violación del artículo 36.05 por obstaculizar el desempeño de los servicios de urgencia poniendo en riesgo la integridad de otra gente. El denunciado debió abonar 601 €. Asimismo se produjo 1 caso contra el articulo 36.08 (601 €) por perturbar el avance de una reunión o bien manifestación legal. 

Menos denuncias en relación con las armas

Al final, las infracciones a la ‘Ley Mordaza’ por hechos relacionados con armas y explosivos se redujeron notablemente en la provincia, pasando las multas de 216.092 € en 2018 a 186.716 € en 2019. El número de sanciones también se recortó de 346 a 300. No obstante, 2019 sigue siendo el segundo ejercicio con más sanciones acumuladas desde la aplicación de esta normativa.

La mayoría de las multas, un total de 229 (145.269 €) se tramitaron por infringir el artículo 36.10, que no permite portar, exhibir o bien usar armas prohibidas, o bien hacerlo de modo negligente, temerario o bien intimidatorio, o bien fuera de los sitios habilitados para su uso más allá de que se tenga licencia. Asimismo se produjeron 63 infracciones (40.247 €) al artículo 36.12 por la fabricación, reparación, alojamiento, comercio o utilización de armas normativas, explosivos, cartuchos o bien artículos pirotécnicos infringiendo la normativa.

Otras 3 demandas (700 €) se interpusieron por saltarse el artículo 37.02 de la ‘Ley Mordaza’, que prohíbe la exhibición de objetos peligrosos para la vida y también integridad física de las personas con ánimo intimidatorio. Por último, asimismo hubo 5 infracciones (500 €) por contravenir el artículo 37.08, que castiga la omisión o bien insuficiencia de medidas para guardar debidamente las armas y explosivos, y el hecho de no denunciar ante los agentes su pérdida o bien sustracción.

Novedades similares





Fuente