Leoncia no volvió a San Juan mas en su plaza ya luce una terraza de la que es realmente difícil abstraerse. Los veladores cubiertos se reproducen como setas por toda la localidad y lo hacen de forma desorganizada y sin almacenar un diseño unitario. El ayuntamiento ha ampliado los permisos y los hosteleros se agarran a este asidero para intentar socorrer el durísimo invierno.

Llegó el coronavirus y da la impresión de que no es tiempo de virguerías, sino de remendar la maltrecha economía local, de forma que cada quien pone la terraza del color que le place, con los plásticos que le place y con las sillas y sombrillas que le place. Da igual estar en el casco histórico porque bajo algún chiringuito da igual más que la cerveza.

La culpa, naturalmente, no es del área, porque si se echa mano de la ordenanza, está cargada de generalidades y, entre otras cosas, sobre los colores solo solicita que sean beiges, grises, blancos, cobrizos, ocres o granates.

Entretanto, la comisión de Economía aprobó ayer la suspensión de la Ordenanza Reguladora de la Terrazas durante el año 2021. «Con esta medida deseamos continuar ayudando a un área estratégico para nuestra ciudad, que durante esta pandemia se vió muy perjudicado», dijo la concejala de Economía, Marian Costa, vía comunicado.

Obviedades de la edil aparte, el pasado lunes el alcalde, Luis Salaya, presidió la reunión con la Asociación de Cafés, Bares y Sitios de comidas de Cáceres (Acabares). De salió el deber de que a lo largo del próximo ejercicio los hosteleros no tendrán que pagar el impuesto, por lo cual el municipio dejará de sentir más de 200.000 euros.

La concejala apuntó que la comisión era un nuevo paso a fin de que la resolución cristalice y que esta se rubricará terminantemente en el pleno ordinario del próximo jueves. Después Costa tiró de mensaje político para insistir sobre lo mismo: que esta resolución es un deber «que nace de la buena coordinación que a lo largo de toda la pandemia» se mantuvo con el gremio. «Es un caso de muestra de un óptimo trabajo, y gracias a ello fuimos capaces de sacar las ampliaciones de las terrazas más rápido y con más efectividad que en caso ningún sitio, las ayudas a pequeñas y medianas empresas y autónomos y muchas otras cosas», explicó la edil sin concretar qué varias cosas.

Y para finiquitar sentenció: «En la situación actual vamos empujarlos en todo lo que podamos. Nada es suficiente porque la situación es terrible, mas vamos a seguir apoyándolos». Mientras que, los veladores son ahora la novedosa imagen urbana.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí