La Asociación de Comerciantes de Electrodomésticos de Extremadura, Acoelex, ha mostrado esta mañana su descontento con la puesta en marcha y desarrollo del programa de ayudas aprobado por la Junta de Extremadura para la compra de electrodomésticos. Con este programa se pretendía reactivar la demanda de estos artículos tras la crisis sanitaria, pero según Acoelex «lo único que está consiguiendo por ahora es frenar las ventas».

El programa de ayudas fue aprobado mediante el decreto ley 14/2020, publicado en el DOE el 22 de julio de 2020, y al día de hoy, señalan, «varios temas técnicos fundamentales para su desarrollo están pendientes de resolución». Son 221 establecimientos de este sector que se han sumado al programa y querían recibir 6.000 euros cada uno. Con este dinero se pretendía hacer descuentos de entre 100 y 150 euros a los clientes, que se concreta según la compra. Los hornos con clasificación energética A + y placas de inducción total tendrán un descuento de 100 euros, mientras que la compra de lavadoras, secadoras, lavavajillas y frigoríficos que cuenten con la etiqueta A +++ tuvo hasta 150 euros de descuento. Los electrodomésticos con la calificación energética más baja (A ++) se han descontado 120 euros.

Según Acoelex, los puntos de venta, las tiendas de barrio, aún no reciben el 50% de la ayuda, que debieron haber recibido una vez notificada la concesión en septiembre, y hasta la fecha no han recibido ni un euro.

Para esta asociación, «esta mala gestión imposibilita que las tiendas pongan en marcha el programa de descuentos al consumidor final, sin saber cuándo podrán realizar los descuentos anunciados por la Junta de Extremadura». Para este grupo, el programa de ayudas aprobado para activar la demanda tras la crisis sanitaria, lo único que está consiguiendo es frenar las ventas, y generar confusión e incertidumbre entre vendedores y consumidores finales ”.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí