Último adiós a la que hasta la actualidad era la religiosa más veterana de la congregación de Las Visibles en Cáceres. La orden de clausura despidió este viernes a Sor Julia, que murió el jueves a los 96 años en un acto con aforos reducidos en el interior de las intalaciones del convento. Tanto el velatorio como el funeral tuvieron lugar en la capilla de la abadía y fueron las religiosas de la orden y representantes de varios estamentos eclesiásticos.

Manifestaron sus condolencias por el fallecimiento de Sor Julia las cofradías cacereñas, entre ellas la de los Ramos, que a través de redes sociales, mostró su pesar debido a que en las últimas décadas Sor Julia había sido una figura próxima en el ámbito de la Semana Santa ya que ejercitó de costurera de las túnicas en varias fraternidades, asimismo de la patrona de Cáceres, la Virgen de la Montaña.

Julia Morales Sánchez nació en Zorita, ingresó en el convento de Santa Clara a los 22 años y en 1952 fue organizada religiosa solemne. Tanto las religiosas de la orden en Cáceres como los integrantes de las cofradías con los que sostuvo una relación cercana recuerdan su carácter amable y humilde. «Fue un individuo agradable, contemplativa, simple y formidablemente dicharachera». Tras el funeral, descansará en el convento, el lugar con el que compartió su vida. 






Fuente