Las vallas pasarán a formar parte del paisaje de los patios de los colegios de Badajoz, a los que hoy vuelven los escolares tras seis meses. Son el elemento que se ha utilizado para dividir estos espacios y separar los grupos de escolares que establecen los centros como las llamadas ‘comodidades estables’, con el fin de garantizar que mantengan una distancia segura durante los recreos o cuando realizan actividades. Deportes y aire libre. El ayuntamiento ha instalado medio millar de vallas a tal efecto en todos los colegios públicos y subvencionados de la ciudad y sus distritos (46 en total), según informó ayer la concejala de Colegios, Laura Montero de Espinosa, zona que ha estado en encargado de coordinar esta actuación, en la que ha contado con la colaboración y personal del servicio Vías y Obras.

El ayuntamiento también se encargará, a petición de los centros educativos, de instalar hasta 700 dispensadores de gel hidroalcohólico, para que alumnos y profesores puedan tener acceso a este producto higiénico en sus instalaciones. En este caso, aún no se han colocado en todos, porque muchos centros aún no han recibido el material.

La concejala de Colegios destacó que la concejalía está haciendo un «esfuerzo» extra por las circunstancias excepcionales que se viven al inicio de este curso escolar por la crisis de salud del covid-19 y mostró la voluntad de su concejalía de seguir colaborando desde ahora con los centros educativos para ofrecer las mejores garantías a las comunidades educativas.
Así, el concejal, pese a las críticas recibidas sobre el refuerzo del personal de limpieza de los colegios por parte de CCOO, que negó que se hubieran ampliado las plantillas, señaló que lo que ha hecho el ayuntamiento es reorganizar los turnos, pero también Six. Se contratará a personas a través del Plan Summa de la Diputación de Badajoz, que aún está pendiente de incorporación, por lo que se denegó la unión. «Habrá 162 personas para limpiar y mantener las escuelas», enfatizó.

Una de las tareas a las que se han dedicado estos trabajadores en los últimos días es sacar pertenencias y mobiliario de las escuelas, para dejar solo el material imprescindible en las aulas para impartir las clases. «Está siendo un trabajo tremendo», dijo el concejal.

Respecto a los espacios puestos a disposición por el ayuntamiento para que pudieran ser utilizados por los centros educativos de la ciudad en caso de que tuvieran problemas para albergar a todos los estudiantes con garantías de seguridad, Lara Montero de Espinosa, dijo que, por el momento, esta posibilidad sólo se analizó con el Instituto Bioclimático, que finalmente ha optado por dividir a sus alumnos en turnos de mañana y tarde. “A día de hoy, de manera oficial, no se ha solicitado, pero los centros están estudiando distintas posibilidades, por lo que no descartamos que entre esta semana y la próxima recibamos solicitudes”, dijo.

Sin embargo, señaló que en muchos casos, los centros aún están a la espera de que el Ministerio de Educación informe si se contratará o no más docentes, ya que tener nuevos espacios para distribuir a los estudiantes requiere que se amplíen las plantillas de docentes.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí