Los consejos de administración de Unicaja Banco y Liberbank han aprobado este martes la fusión de ámbas entidades, lo que dejará crear el quinto mayor banco de España, con un volumen de activos próximo a los 110.000 millones, han informado a Efe fuentes cercanas a la negociación.

Tras numerosas semanas de intensas negociaciones, los máximos órganos de administración de ambas entidades se han reunido esta tarde, cada uno de ellos por su lado, para ofrecer el visto bueno al proyecto de fusión, que previsiblemente se remitirá este mismo martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Unicaja Banco, con unos 63.000 millones de euros en activos, tendrá el 59,5% del conjunto resultante de la fusión, en tanto que el 40,5% restante va a ser para Liberbank, que contribuye con algo más de 45.800 millones de euros en activos.

El futuro grupo va a tener en un primer momento unos 9.900 expertos y una red cercana a las 1.600 sucursales.

Y sucede que Unicaja Banco, con una importante presencia en Andalucía y Castilla y León, cuenta con 6.200 empleados y 1.000 oficinas, mientras que Liberbank, desarrollado por Cajastur-Banco CCM y las cajas de Cantabria y Extremadura, suma 3.700 trabajadores y 579 sucursales.

La sede popular del nuevo banco proseguirá estando en Málaga, donde tiene su hogar Unicaja Banco, mas va a contar además con centros operativos en esta localidad andaluza, en Oviedo, clave para Liberbank, y en La capital española.

Unicaja Banco se impondrá como marca del grupo, aunque el nombre comercial de Liberbank se mantendrá en sus territorios de origen.

El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ocupará el mismo cargo en la entidad resultante, mientras que el asesor encargado de Liberbank, Manuel Menéndez, desempeñará este puesto en el grupo cuando menos hasta 2023.






Fuente