La Academia de Hollywood tiene la intención de que la próxima distribución de los Oscar sea un acontecimiento físico emitido en directo por televisión y no una gala digital que haga uso de las videollamadas por la pandemia del coronavirus, aseguró un representante a la gaceta ‘Variety’, según informa Efe.

Según la publicación especializada en Hollywood, los organizadores de la gala trabajan con la iniciativa de que la noche más esencial del cine se celebre de la manera más similar posible al formato clásico, con invitados reunidos en un teatro, para lo que están estudiando opciones como una reducción de aforo. «Los Oscar se festejarán en persona», aseguró un representante citado por Variety. Un publicista confirmó también que hace unos días numerosos representantes de la organización visitaron el mítico Dolby Theatre de Hollywood, sede recurrente de los premios, para investigar «las múltiples configuraciones».

El aforo del recinto es de hasta 3.400 personas. En verano, la Academia postergó la próxima distribución de los premios hasta el 25 de abril de 2021, dos meses después de la fecha al principio prevista, con la promesa de que al agrandar el período de candidaturas hasta la primavera abriesen los cines y pudieran competir más películas. Meses antes, aprobó una excepción para que las cintas que no se hayan proyectado en cines, mas tenían intención de llevarlo a cabo, puedan ser candidatas gracias a internet. La mayoría de estudios, no obstante, ha decidido reservar sus grandes estrenos para cuando la situación pinte mejor.En este momento, según con estas declaraciones, parece que la Academia se inclina por una celebración física que va a depender de las circunstancias actualmente.

Todas las liturgias de cine han aplazado sus fechas

Antes de los Oscar se festejarían los Globos de Oro (28 de febrero), los SAG del sindicato de actores (7 de marzo) y los británicos BAFTA (11 de abril).Todas las liturgias aplazaron sus datas siguiendo la resolución de los Óscar pero ninguna ha preciso cómo se celebrarán. Los Globos de Oro, que serán los primeros, no han respondido a las últimas cuestiones de la prensa sobre su formato.

Antes, en el mundo musical, los Latin Grammy se festejaron en el mes de noviembre con una gala desde distintas localidades del mundo y con unos pocos invitados en el ámbito de Miami (EEUU), un modelo muy parecido al estrenado por los televisivos Emmy de septiembre, con una gala semipresencial desde Los Ángeles, sin alfombra roja y apenas una decena de invitados.






Fuente