El índice de costes de consumo (IPC) se situó al cierre del año en el -0,5 % interanual, una caída tres décimas más moderada que la de noviembre por el encarecimiento de la electricidad y los carburantes, según el dato adelantado este miércoles por el Centro Nacional de Estadística (INE).

De confirmarse este dato el próximo 15 de enero, el IPC acumularía nueve meses consecutivos de descensos y cerraría el año muy lejos de los aumentos registrados al término de 2019 (0,8 %), 2018 (1,2 %), 2017 (1,1 %) y 2016 (1,6 %).

El IPC, que comenzó 2020 en el 1,1 %, se quedó plano en marzo cuando estalló la pandemia del coronavirus y llegó a desplomarse hasta el -0,9 % en mayo, para tener después altibajos que le hundieron otra vez en el -0,8 % en el mes de octubre y noviembre.






Fuente