Los presidentes de Madrid, Andalucía, Murcia, Castilla-La Mancha y Castilla y León han acordado esta tarde de miércoles el cierre perimetral coordinado de sus respectivas regiones en la cumbre que los ha reunido en Ávila. No podrás entrar ni salir en ninguna de las tres desde este viernes, justo antes del inicio del puente de Todos los Santos. En las dos Castilla y Andalucía el cierre durará, al menos, hasta que finalice el estado de alarma, el 9 de noviembre, que también incluye el puente festivo de la Almudena.

El Madrid intentará, sin embargo, que su cierre se levanta pasado una vez pasado Todos Los Santos, a pesar de que el 9 de noviembre también es un puente en Madrid, coincidiendo con las fiestas de la Almudena. El decreto de estado de alarma al que se acogen los encierros establece un plazo mínimo de siete días para esta medida, pero la presidenta Isabel Díaz Ayuso ha anunciado que se pondrá en contacto con Pedro Sánchez para pedirle que valide el decreto que tendrá lugar el jueves acortar. esta vez.

El impulsor del encuentro ha sido el manchego castellano Emiliano García Page, partidario del encierro desde el primer momento mientras que la comunidad más reticente fue la de Madrid. La decisión de este había quedado en manos de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, tras debatirse la propuesta en la Junta de Gobierno, donde el vicepresidente de Madrid, Ignacio Aguado, ha manifestado su convicción de que es necesario confinar la autonomía «para proteger a los madrileños y al resto de españoles», durante al menos 15 días, cubriendo así los dos próximos puentes que afronta la autonomía, según ha explicado también en rueda de prensa el líder regional de Ciudadanos.

Tres posturas

García-Page ha planteado con sus homólogos la posibilidad de acordar el cierre perimetral coordinado de las tres regiones durante los próximos 14 días, según ha explicado el vicepresidente de la Junta Comunitaria, José Luis Martínez Guijarro. Este había afirmado que, de no producirse esta decisión coordinada, definitivamente el Gobierno castellano-manchego tomaría una decisión «teniendo en cuenta los intereses de Castilla-La Mancha».

Mientras que el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se refirió a los criterios científicos para tomar cualquier decisión, mientras que su vicepresidente, Francisco Igea, resumía la situación de la siguiente manera: “Del trabajo a casa, de casa al trabajo y caminando en el aire libre, esto es todo lo que podemos hacer «.

El 7 de septiembre ya se reunieron Isabel Díaz Ayuso, Emiliano García Page y Alfonso Fernández Mañueco para coordinar acciones y acordaron compartir estudios de seroprevalencia y seguimiento, además de analizar la movilidad entre las tres regiones.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí