Dieciocho años le ha llevado a María Jiménez salir del silencio discográfico en el que ella misma se había encerrado para volver con una recopilación de versiones del cancionero latinoamericano en el que recrea, como solo ella sabe, en el engaño, los celos y el fin del Romance.

«El amor es muy ligero; prefiero el desamor a luchar con canciones”, explica la artista triana, en la presentación del disco ‘La vida a mi modo’ (Universal), que se edita el viernes 30 de octubre y constituye su primer trabajo de estudio desde ‘Bienaventurados’ (2006).

Ningún proyecto, argumenta, la había tentado lo suficiente en todos estos años para volver a grabar. «Y no fuerzo las cosas. Quería hacerlo y en realidad lo estaba preparando por mi cuenta, pero un día me llamaron de Universal para decirme que se estaban haciendo cargo, genial para mí.”, relata otros factores que han facilitado este regreso.

Su ánimo revivido llega después de recuperarse en 2019 de un cáncer de colon que la tuvo internada e inconsciente durante casi tres meses, por lo que esta fatídica pandemia de 2020 casi podría parecer un paseo para la artista, más allá de retrasar levemente la salida de la nueva. álbum, que ya estaba «rechinando» cuando tuvo que confinarse en marzo.

«Me confino mucho a mi casa sin darme cuenta. Hace meses que no salgo más que a comprar o merendar. Por eso para mi esto no ha sido pesado“dice Jiménez (Sevilla, 1950), que ha facturado su nuevo proyecto junto al productor José Quevedo ‘Bolita’

RETORNO DE FLUIDO

Genio y figura, explica que su regreso a los estudios ha sido muy fluido y acorde con su leyenda. «Yo no llego y me siento a cantar. Pido una cerveza o un ron y cuando tengo el punto de cantar empieza la música«, relata, antes de afirmar que ninguna de estas canciones ha sido un desafío para él.

Personal en sus descansos, hace suyo y sin miedo, por ejemplo, el clásico ‘A mi manera’ que tantas vueltas ha dado por todo el mundo, del original francés ‘Comme d’habitude’, de Claude François y Jacques Revaux , que tradujo al inglés Paul Anka para que Frank Sinatra lo popularizara en 1969.

La acompañan en esta aventura la guitarra de Raimundo Amador (‘Qué bien’) y las voces de Pitingo (‘Le pido en el momento que vuelva’) y Miguel Poveda (en ‘¿Qué felicidad es la mía? hace dos años y lo habían colgado).

DOCE VERSIONES

Doce son las canciones incluidas en su decimonoveno disco, todas elegidas por ella misma, la mayoría del cancionero latinoamericano («Porque me han vuelto loca toda mi vida y en casi todos mis discos he incluido algunas», dice) y varias popularizadas de Vicente Fernández. Entre ellos, destaca especialmente ‘Puppet’, en el que canta: «Quién tiene una máscara de felicidad / Quién sale al escenario / Con el alma muerta / Pero tiene un oficio / De saber cantar».

«Esa canción me representa mucho; para mí saber cantar no es más que sentirlo y transmitirlo «, señala este ciclón de las tablas que asegura que nunca se ha sentido más que esclava de la actuación. «Soy un animal escénico», insiste.

Ya está pensando en volver con ellos «cuando el covid se haya ido», una enfermedad que le impidió debutar el pasado verano en el Teatro Real de Madrid, pero no reaparecer en el Starlite Festival de Málaga en agosto.

«Para mí eso fue maravilloso y me encontré como un árbol, fresco y joven”, recuerda quien después de casi 20 años alejado de los estudios de grabación, no tiene intención de detenerse ahora y asegura que dedicará los próximos meses“ a empezar a buscar nuevas canciones. «

CRÍTICA CON EL GOBIERNO

Muy crítico con la gestión gubernamental de la pandemia, Jiménez asegura que «no está haciendo nada» para ayudar a la cultura. «La cultura en este país importa muy poco por lo que veo. No entiendo de política, no entiendo, lo dan por muerto «

Para la cantante «no es suficiente» que el Ministerio de Cultura lance una campaña de apoyo al sector. «La cultura es segura y si se ha quedado ahí como refrán, como pegatina, creo que no basta si no ha hecho más que eso, ahora tendremos que promoverla y hacerlo. ¿Por qué no apoyar la cultura?» él se pregunta.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí