Un total de 1.742 miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil velarán por el cumplimiento de las medidas sanitarias contra el coronavirus hoy y mañana. Dijo ayer la delegada del gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, después de mostrar su «Preocupación» por los últimos datos sobre infecciones. Datos que requieren «una intensificación de la actividad de todos los empleados públicos», dijo, y también responsabilidad individual.

Según García Seco, se han dado instrucciones específicas a la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía local para que su presencia sea «permanente, eficaz y disuasoria» en relación a conductas que «provocan un aumento de contagios de forma muy preocupante». .

La delegada expresó su «preocupación» por el incumplimiento de algunas medidas relativas a horarios de cierre, toques de queda, permanencia en la vía pública o fiestas en ambientes privados. Para ello pidió responsabilidad, porque «debemos asegurarnos de que estas celebraciones, interrumpidas por la pandemia, puedan reanudarse en el futuro sin que falte nadie».

En Nochebuena, el delegado dijo que el comportamiento de los ciudadanos era «bueno» en general, pero no podemos bajar la guardia. Y en relación a las posibles festividades que podrían preparar para celebrar el fin de año, García Seco explicó que la Policía «advertirá sobre cualquier dato que pueda representar un peligro para la salud pública, y en ese caso actuará enérgicamente, en contacto con la autoridad sanitaria.

.