Que el confinamiento por el covid ha desvelado un nuevo interés por las artes y la cultura no es un descubrimiento, dado que quizás hayan sido las facetas, aparte de las de salvar vidas y mantener en marcha el complejo entramado humano que sí se ha puesto de manifiesto, que más y mejor han acompañado a la sociedad, tanto en la soledad como en la convivencia impuestas por la pandemia.

Santiago Méndez, instructor y letrado jubilado y escritor en activo tiró de imaginación frente a un «encierro difícil» y le llevó a entrar en contacto con Fidel Perera, instructor jubilado y poeta, y también Isidro Bueno, artista gráfico, poeta y también jubilado, para hacer realidad una vieja idea; con ellos, con la colaboración de poeta Faustino Lobato y otra gente surge Abismo del Suroeste.

El emprendimiento nace en marzo como «editorial virtual, independiente, sin subvenciones y sin afán de lucro, que no establece control ideológico de sus autores ni se responsabiliza de sus críticas; son dueños de los derechos de sus obras y la editorial de los libros publicados», enseña Méndez.
Ya han salido nueve títulos de poesía y relatos, siete particulares y 2 colectivos, de 17 autores en suma.

Salen con una cadencia de 20 días y hay siete ahora previstos hasta Semana Santa. Los libros se editan en «en formato pdf, maquetados de modo que logren llevarse a imprenta rápidamente», asegura Méndez.
«Algunos son ediciones políglotas», como los de Christine Nicolas, francesa; Hicham Benchrif, marroquí; Manuel Neto 2 Santos, portugués; y en enero va a salir un inédito de José Iniesta en castellano y portugués. Y la idea, afirma, «es dar voz a escritores extremeños y de fuera que no estén en circuitos comerciales».

Abismo del Suroeste está en fb y la página web www.mozello.es con una enorme repercusión en redes sociales, con alcance a 5.000 personas, una media de 500 descargas por título y ha recibido un buen número de textos de la región, de España, Marruecos, Francia e Iberoamérica –Cuba, Argentina, Perú o Venezuela– que están en etapa de lectura.

Autores

Santiago Méndez cuenta que «el enfoque es más bien que Extremadura sea altavoz de autores de calidad y con voz diferente, de algún lugar de este mundo». Y añade que «agradecemos a autores que tienen ahora una obra afianzada su participación de forma desinteresada en este emprendimiento, como Ángel Fernández Benítez, Luis Miguel San Martín ,José Iniesta, Mila Ortega, Faustino Lobezno, Juan Francisco Quevedo, Noel Alonso Ginoris, o Fernando Valbuena –columnista de este períodico–».

«Era una idea que tenía en la cabeza ya hace muchos años y se perfiló en el confinamiento, porque había que salir, si bien fuera mentalmente, de las cuatro paredes». Pero, además de esto, «si bien tiene muchos detractores, el libro digital no es más que un nuevo y espectacular soporte que democratiza, si se quiere, la civilización; y evita contracturas musculares al eliminar el peso de tanto volumen». Y desde luego, «trabajamos en línea», manifiesta.

Abismo del Suroeste «está abierta a cualquier creador, aplicando nuestros propios filtros de calidad», sugiere Méndez, y apostilla sobre el nombre: «Abismo, porque no sabemos si nos vamos a estrellar en el intento, y por la inclinación a divulgar a contenidos escritos abisales», Suroeste por la evidente geografía y el logo se apoya en una foto de Carmen Cobos de las cuevas de Hércules, en Tánger, «lugar abismal y un guiño a la colaboración de autores marroquíes, que han demostrado su interés».






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí