El París Saint-Germain terminará primero de su conjunto de la liguilla de la Liga de Vencedores, impulsado por un Neymar en estado de gracia, autor de un triplete contra el Basaksehir de Estambul (5-1), en un partido jugado en dos días por una interrupción causada por un inédito insulto racista.

La actuación del brasileño, secundada por Kylian Mbappé que puso fin a una serie de 9 partidos sin marcar, surgió de un duelo que terminó este miércoles, pero que había empezado el martes y que pasará a los anales como el del insulto racista del cuarto árbitro.

La palabra «negro» pronunciada por el asistente rumano de la contienda en el minuto 13 del partido en dirección de Pierre Webo provocó la indignación del camerunés, integrante del cuerpo técnico del conjunto turco, y arrastró a otros players de los dos equipos que tras la indignación inicial pusieron rumbo a los vestuarios.

El enfado no se calmó y la UEFA decidió reportar el partido un día y cambiar al grupo arbitral.

En ese contexto se reinició el desafío, allí donde había quedado, con los players y árbitros en torno al círculo central, rodilla en tierra, puño en prominente contra el racismo, en un partido con vocación de punto y final de una era que banaliza ciertos comportamientos.

Neymar, desmesurado

El episodio no desapareció completamente, ni siquiera con la monumental actuación de Neymar, decidido a conducir a su conjunto a una victoria que les colocara primeros de su grupo y acabara con las preocupaciones que el PSG ha tenido en la competición, donde ha nadado al borde del precipicio.

Ni rastro queda de aquel París tembloroso que se salvó por los pelos, pero que llegó con todo a su favor al último desafío, a falta solo de vencer a un Estambul que ya no aspiraba a nada y que amontona ahora seis partidos sin conocer la victoria.

El PSG se impuso bajo la batuta de un Neymar, que inventó el primer gol a los 21 minutos, tras un genial caño a Ponck y una volea no menos bella a la escuadra de Günok.

En el 38, un encadenamiento de errores del Estambul permitió a Neymar marcar el segundo y cinco minutos más tarde, tras un penalti señalado por el VAR tras anular un gol de Bakker por fuera de juego, podría haber sido el tercero si no es porque el brasileño se lo cedió a Mbappé.

Lo logró para que la joven promesa gala, que acaba de firmar su centésimo tanto con la remera parisiense, acabara con una racha mala en la Liga de Campeones. Fue su vigésimo tanto en la máxima competición europea, lo que le transforma con 21 años y 11 meses en el más joven en poder esa cifra, desbancando por 9 meses al argentino del Barcelona Lionel Messi.

Tras el descanso, Neymar completó su triplete con una secuencia de regates y una pared con el recién entrado Ángel di María.

Redujo distancias Topal en un saque de córner y varios rechaces, pero la fortuna del duelo estaba echada y Mbappé logró el quinto en una internada de Neymar y Di María, que sirvió a fin de que la lengua francesa enterrase de forma determinante su mala racha.

Ni esa noticia, ni su condición de jugador más joven en marcar 20 tantos en Europa, ni el tercer triplete en la competición de Neymar, ni la clasificación como primeros de conjunto del PSG, nada hizo olvidar la genuina historia de un partido que se ganó un espacio relevante en los libros de historia.

– Ficha técnica:

5- París SG: Navas; Florenzi (Pembele, m.80), Marquinhos (Thilo Kehrer, m.68), Danilo, Kimpembe (Diallo, m.80), Bakker; Verratti (Gueye, m.80), Paredes, Rafinha (Di María, m.46); Mbappé, Neymar

1- Estambul: Günok; Rafael (Giuliano, m.68), Ponck, Mehmet Topal, Kaldirim (Mbombo, m.68); Özcan, Tekdemir (Chadli, m.89), Kahveci; Gulbrandsen (Emre Kaplan, m.80), Crivelli (Ba, m.68), Deniz Türüç (Kaplan, m.80)

Goles: 1-0, m.21: Neymar; 2-0, m.38: Neymar; 3-0, m.42: Mbappé (p); 4-0, m.50: Neymar; 4-1, m.57: Topal; 5-1, m.62: Mbappé

Árbitro: Ovidiu Alin Hategan (RUM), amonestó a los visitantes Tekdemir y Rafael antes de ser sustituido por el holandés Danny Desmond Makkelie (HOL) que amonestó al local Pembele y a los visitantes Mert Günok y Crivelli

Incidencias: Encuentro de la etapa de grupos de la Liga de Vencedores disputado en el Parque de los Príncipe de París a puerta vacía por la pandemia de coronavirus. El partido fue suspendido el martes 8 de diciembre en el minuto 13, tras la retirada de los jugadores por un presunto insulto racista del cuarto árbitro a un asistente del Estambul. Se reinició al día después con otro cuerpo arbitral.






Fuente