Niegan su nacionalidad por discriminar a la mujer – Noticias Cceres

0
12

La Audiencia Nacional niega la nacionalidad a un extranjero por defender la discriminación contra la mujer y la poligamia y por promover y difundir tesis islamistas radicales. Nació en Marruecos pero vive con su familia desde 2001, como se demostró en el juzgado, en la ciudad de Cáceres. Jaraíz de la Vera. Sus hijos estudian en la escuela municipal y él también ha contribuido con escritos del farmacéutico, los concejales y el alcalde del país donde aseguran tener un buen entendimiento con él y que incluso se ha convertido en trabajador municipal.

Para solicitar la ciudadanía española, también proporcionó, como se requiere en este tipo de procesos, informes de la Policía Nacional que demuestran que no tiene antecedentes penales en su base de datos.

Por otro lado, a pesar de que todos estos documentos, a priori, beneficiarían la concesión de la ciudadanía porque justifican que es una persona integrada en la sociedad española y que no tiene antecedentes policiales, el Ministerio de Justicia y ahora la Audiencia Nacional. se oponen a ser considerados ciudadanos españoles, «por motivos de orden público o de interés nacional». Se basan en un informe del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en el que se detalla que esta persona «antepone el respeto a la ley islámica, la Sharia, a la normativa vigente, que desprecia».

El CNI también asegura en su informe que «ha afirmado reiteradamente que la religión islámica está por encima de los principios democráticos con los que se regula la legislación española» y -añade el CNI- «justifica la discriminación contra la mujer basada en argumentos islámicos radicales, abogando por la poligamia y la obligatoriedad del uso del jihab en las mujeres. Asimismo, continúa este documento en el que se basa la Audiencia Nacional, «promueve la segregación social basada en postulados islámicos, oponiéndose a la inclusión de los musulmanes en la sociedad española, y difunde y difunde tesis islamistas radicales, atrayendo otras personas para hacer estos postulados ”.

El fallo fue apelado, argumentando que el informe del Centro Nacional de Inteligencia es «una mera manifestación y opinión no probada», no entregando fotografías o grabaciones que revelen este signo de radicalismo. Reconoce que es un ciudadano que profesa la religión musulmana, «sin que se acredite que ha realizado actividades que constituyan una amenaza para el orden público o la seguridad nacional». Ser un practicante de una religión, dice, «no es un crimen y el derecho a la libertad de religión o creencias es un derecho fundamental de todo ser humano». Y recuerda que la Policía Nacional no tiene antecedentes penales.

La Audiencia Nacional utiliza en la sentencia que la falta de un expediente no es incompatible con el informe de la CNI. Y añade que su libertad religiosa no se pone en duda en modo alguno. Sin embargo, este documento del Centro Nacional de Inteligencia «revela la defensa o promoción de postulados contrarios a los principios democráticos por los que se rige la sociedad española». Y por eso se niega el otorgamiento de la nacionalidad. No es estacionario.

.