La presión hospitalaria que aguantan hoy día los centros de salud de la región no necesita, por ahora, la apertura del hospital Nuestra Señora de la Montaña. Sin embargo, el Servicio Extremeño de Salud (SES) ya había contratado al personal que iba a ocuparse de atender a los pacientes que ingresaran en este edificio. Lo logró a inicios del mes de noviembre, en el momento en que la ocupación en los hospitales estaba al máximo y las cantidades de nuevos contagios se habían disparado en toda la comunidad autónoma. Cabe recordar que Sanidad ya anunció que el Nuestra Señora de la Montaña se va a abrir no solo si lo necesita el área de salud de Cáceres, sino que se empleará también para calmar algún región sanitaria de Extremadura.

De este modo, había contratado ya a 10 médicos, 21 enfermeras, 26 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE), un supervisor de enfermería, 12 celadores, tres pinches de cocina y seis técnicos de cuidado. Y el edificio está próximo, con 49 camas preparadas por si fuera primordial su apertura. Plantillas y dependencias estaban listas porque la previsión era haber trasladado hasta este inmueble a los primeros pacientes el 11 de noviembre. Pero, en cuestión de horas, la Consejería de Sanidad dio marcha atrás en la decisión y por último optó por sostenerlo cerrado.

Sin embargo, ahora había contratado a los sanitarios, que se mantendrán en activo. Tal y como confirma Sanidad a este períodico, van a ayudar a reforzar las entidades asistenciales del hospital Universitario y con se cubrirán las sustituciones que corresponden a los días libres y a las vacaciones navideñas del personal sanitario de los dos complejos. Además, se decidió sostenerlos por si acaso, en el lapso del mes de diciembre, las condiciones sanitarias hiciesen necesario la reapertura del hospital Provincial.

Novedades relacionadas





Fuente