Toque de queda a las 22.00 horas, grupos de solo 4 personas en la hostelería, aforo del 30% en las tiendas y prohibidas las disputas deportivas no regladas, “a fin de que el todo mundo me comprenda, las pachangas”. Son las cuatro medidas que anunció esta mañana el asesor de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta, José María Vergeles, tras finalizar el Consejo de Gobierno extraordinario que comenzó ayer. Estas nuevas normas entran en vigor mañana 1 de enero y tendrán una duración “revisable” de 14 días. Además, indicó: “No descartamos cierres perimetrales en ciertas localidades que irían acompañados del cierre de la actividad no esencial”.

Vergeles anunció estas restricciones tras extenderse en analizar el contexto epidemiológico en que está Extremadura justo en la víspera de Nochevieja: “Nos encontramos en la situación más dificultosa de toda la pandemia. Las cifras son malas. En pocos días tienen la posibilidad de trasladarse en capital hospitalarios y fallecimientos”. En verdad, la incidencia amontonada a los 14 días es de 459 casos por cada 100.000 habitantes, la segunda más alta del país y considerada de compromiso radical por las autoridades sanitarias. “Hemos subido del nivel de alerta 3 al 4”, aseguró.

Durante su intervención el consejero de Sanidad insistió en la compromiso ciudadana y en este sentido anunció otra novedosa medida: cambia el protocolo de rastreo y en este momento los contactos estrechos se buscarán hasta siete días antes, y no en las últimas 48 horas.

Celebración de Nochevieja

Sobre el día de hoy, Nochevieja, Vergeles expresó: “Le pregunto a la ciudadanía si tenemos algo que festejar. No hay motivo de celebración, sino más bien de quedarse en casa. Deberían quedar las calles, los locales comerciales y los bares vacíos. Se lo debemos a nuestras personas más atacables y a los que se fueron”. Y añadió: “Lo simple sería decantarse por el confinamiento puro y duro”.

De igual modo, subrayo: “Vemos un descenso importante en la edad de los contagiados, la mayor parte entre  15 y 30 años”.

En relación a de qué forma se resiente la sanidad extremeña, Vergeles aseguró que Cáceres es el área más afectada. Anunció en este sentido que se ha trasladado al hospital Universitario el servicio de Geriatría por si hiciese falta ampliar en el San Pedro de Alcántara más espacio para pacientes covid. “Y el hospital Virgen de la Montaña siempre está en prealerta por si acaso fuera necesario abrirlo”.

Como dato positivo, aseguró que la presión hospitalaria aún sigue con un 7% de ocupación en las camas de agudos y un 16% en las de UCI.

Vacunación y visitas a viviendas

En relación a la vacunación, el consejero de Sanidad anunció que las visitas en las viviendas vas a quedar prohibidas a lo largo de 28 días a partir de la día siguiente del inicio de este desarrollo. Es el suficiente tiempo, explicó, para que los superiores reciban las dos dosis y alcancen la inmunidad máxima.






Fuente