«O se toman medidas drásticas o no hay nadie que lo detenga». Son palabras del Presidente del Colegio de Médicos de Cáceres, Carlos Arjona, quien pide que se tomen decisiones urgentes para frenar la propagación del virus ante el considerable aumento de contagios. La capital de Cáceres vuelve a estar entre los municipios con mayor número de nuevos positivos; ayer se declaró un nuevo brote en la ciudad con 14 afectados y 60 contactos y se registraron 37 nuevos contagios (el martes fueron 50). En total, el área de salud (que incluye varios municipios aledaños) sumó ayer 51 positivos.

La situación vuelve a ser preocupante, a pesar de que la presión hospitalaria se mantiene en niveles bajos, con 31 pacientes hospitalizados, uno de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos, según los últimos datos facilitados por la Dirección General de Salud Pública ayer por la tarde. La única forma de evitar que los hospitales vuelvan a saturarse es frenar los contagios, por lo que el presidente del Colegio de Médicos de Cáceres, Carlos Arjona, espera que se tomen «decisiones» «rápidamente» para combatir la propagación. La misma situación se repite en el resto de la región, donde la incidencia ya supera los 400 casos por 100.000 habitantes. «Son los peores datos de la segunda ola y los siguientes seguirán siendo bastante preocupantes», advirtió el presidente del grupo.

“Es una situación difícil; estamos en el punto más alto de la ola y las perspectivas no son buenas porque seguimos encontrando muchos contactos de grupos afines, amigos y familias enteras que se contagian”, advierte Carlos Arjona. “Ya ha llegado un momento -agrega- en el que estamos impotentes ante la situación actual, ante el elevado número de casos e infecciones y personas aisladas; No se puede continuar a este ritmo ”, dice.

El presidente del grupo no es partidario, sin embargo, de volver al encierro y se muestra cauteloso ante el cierre del negocio hotelero. «Lo que hay que hacer es un estudio para averiguar de dónde vienen las infecciones y controlarlas. Estamos encontrando grupos enteros de familias y amigos que la están contagiando», dice.

Carlos Arjona realizó estas declaraciones durante un mitin organizado por la Unión Médica de Extremadura (Simex), quien también preside, en el centro de salud Manuel Encinas, denunciar el Real Decreto del Ministerio de Salud que abre la puerta al ejercicio profesional por parte de médicos no especializados. El grupo ha convocado un paro parcial -por la mañana- para el próximo 28 de octubre, un día después del que realizará a nivel nacional.

Arjona criticó que España sea un «colador» para que médicos de otros países puedan homologar su título de especialista, que ahora se facilita con este real decreto. Por ello, aboga por convocar más plazas MIR para cubrir las vacantes de especialidades con titulados nacionales. El sindicato también apoya la huelga para pedir mejoras en las condiciones de los médicos, que están «sobrecargados». “Entendemos a la población que se queja porque no los atienden, pero los que están dentro de los centros de salud no se quedan ociosos. Esta huelga es tanto para los pacientes como para los profesionales ”, añade el sindicato.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí