La V edición de Stone & Music arrancó con un caluroso y emotivo aplauso, que duró más de un minuto a petición de su director Carlos Lobo, como homenaje a todas las personas que han trabajado y sufrido las consecuencias de la crisis de salud.

Y sin reducir ni un ápice las emociones, apareció Pablo López y, como hace dos años, revolucionó las caveas del teatro romano en el mismo lugar y al mismo tiempo nada más aparecer en escena. Los cuatro escasos escalones que separan el frons scaenae del piano, la sentada frente a él y los primeros sonidos de ‘Debe’ ​​bastaron para que el malagueño arrancara los primeros aplausos desde esta nueva y diferente piedra.

Desde el primer momento el artista hizo alusiones al monumento del bicentenario, cegado por su belleza y agradecido de estar de nuevo en el ruedo de la escena romana. Mezcló sus éxitos más antiguos con las canciones que compondrán su último disco. El formato elegido para estos conciertos íntimos da título a esta gira tan especial llamada López, piano y voz.

No se esperaba que el de López fuera el primer concierto de esta edición. El malagueño no renunció a su tercer concierto en la capital extremeña, que solo estuvo acompañado de su voz y el piano. También que las Caveas solo presentaron medio aforo en un concierto que se agotó hace meses. A pesar de que COVID19 trastocó todos los planes, el Teatro Romano volvió a desprender calidez, color y pasión en un evento musical.

El calor lo apagó el público. Desde los primeros compases de ‘Mariposa’ cuando el decente acompañaba la desgarradora voz del malagueño. Animó con el sencillo sonido de su piano y los asistentes aplaudieron cada intervención, y fueron muchos con los que López se acercó a ellos.

El color brindó la escenografía simple pero efectiva y emotiva que acompaña al cantautor en esta gira especial en formato reducido. La iluminación reflejaba una tonalidad diferente en cada canción que López interpretaba al piano y con la que hablaba de su carrera musical «Te estoy esperando», «El Camino», «Dos Palabras» o «La mejor noche de tu vida». Fueron solo algunos de sus sujetos.

Y López. La pasión. El artista logró la catarsis en su versión más íntima y profunda. La poesía, que transmitió de manera especial en cada una de sus conversaciones con el público, que tras romper el repertorio del concierto incluso confió con un pasodoble de carnaval y nuevas canciones como «Tempo», «Colapso» o su ya exitosa ‘Mariposa’ ‘, una canción que habla del deseo de imperfección de alguien que convierte cualquier cita con Mérida en noches perfectas de música … incluso en tiempos de COVID.

números

Desde la primera edición, Stone & Music ha regalado a cada artista la STONE M de artesanos terracota de Mérida.

En este primer concierto de 2020, la estatuilla fue presentada por el subinspector de Policía Carmelo García Mancera. El acto de este número rinde un doble homenaje por un lado al artista de la noche y por otro a algunos de los colectivos que trabajaron durante los peores meses de la crisis sanitaria.

Stone & Music regresa el próximo sábado con la actuación de la banda colombiana ‘Morat’. Las puertas abren a las 8:30 p.m. y cuentan con todas las medidas de seguridad sanitaria como lo hicieron hoy cuando no se registró ningún tipo de incidente.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí