En la fachada lateral gótica del Palacio de Mayoralgo, en la calle del Arco de la Estrella, existe una puerta con arco apuntado y que porta un escudo de Mayoralgo y en la esquina con la plaza otro escudo correspondiente a Catalina Enríquez. En el patio interior más obsoleto podemos ver restos de arcos mudéjares, capiteles visigóticos, escudos de familias que entroncaron con los Mayoralgo y una escultura  de una dama romana llevada a cabo en mármol a la que le falta la cabeza.

Durante el periodo de rehabilitación en el año 2001, para adaptarlo a sede institucional de Caja Extremadura, se han encontrado en la región del patio interior, cuya entrada puede además hacerse por el adarve, varios restos de creaciones de época romana, toda un área arqueológica que nos apunta la evolución de la ciudad a lo largo de más de 2.000 años desde su fundación romana como Colonia Norba Caesarina. En palabras de Juan Manuel Valadés, director del Museo de Cáceres: «El yacimiento contiene toda la narración de la ciudad». Ocupa una superficie de 531 metros cuadrados

Los cortes estratigráficos excavados nos hablan de más de 2.000 años de historia de Cáceres, desde la época romana hasta esta época. Podemos ver una casa de la época tardo-republicana, datada entre los años 80 y 70 a.C., previo a la fundación de la Colonia Norba Caesarina; una terma, una construcción hidráulica romana; un aljibe, depósito de agua en un magnífico estado de conservación que proveía de agua a las termas; un horno que podía formar parte a un taller de forja datado en el siglo III; un busto romano de bronce bañado en oro, del siglo I d.C. que se puede disfrutar en el Museo de Cáceres con numerosas piezas de porcelana  y bronce, monedas, etc., que se descubrieron en las excavaciones.

Aunque probablemente unicamente se haya podido excavar un uno por ciento de lo que sería la extensión de la colonia romana por el momento no nos cabe ninguna duda de que esa colonia se encontraba dentro de la ciudad monumental cacereña.

Este edificio se rehabilitó por Caja Extremadura que se lo adquirió a los sucesores de la familia a fin de que sirviera como su sede social y también institucional; con ocasión de las fusiones bancarias acoge en la actualidad la sede institucional en Cáceres de Liberbank. Puede visitarse con una serie de requisitos demandados por el Excmo. Municipio en el convenio firmado con Liberbank, siendo un atractivo fundamental para la visita de la parte vieja cacereña, dado que está acondicionado con pasarelas, cuadros y luces.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí