El hospital Plaza de Argel quiso rendir ayer asimismo homenaje a la médico fallecida Magdalena González, que murió el pasado 4 de diciembre víctima del coronavirus. Lo hizo con un minuto de silencio en señal de desafío por la que fuera su compañera durante varios años. González pasó consulta la mayor parte de su vida laboral en este hospital y en el Manuel Encinas, donde se jubiló hace en este momento un año y medio. Proseguía en activo puesto que seguía trabajando en su consulta privada.

González (67 años) es la segunda médico fallecida en la región con Sebastián Traba (65 años) médico de Atención Primaria en el centro de salud Nuevo Cáceres y que murió en la primera ola de la pandemia, concretamente el pasado 12 de mayo. Desde ese momento el centro de salud donde trabajaba luce un crespón negro y va a pasar a llevar su nombre. Magdalena González continuó tres semanas ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital San Pedro de Alcántara hasta que falleció el viernes 4 de diciembre, por la noche.

Sus compañeros del centro de salud Manuel Encinas también desearon rendirle homenaje y la semana pasada festejaron asimismo un minuto de silencio a las puertas del ambulatorio. Asistieron asimismo pacientes de la fallecida, que depositaron un ramo de flores en su recuerdo. Y fueron decenas la gente que han llamado al centro para transmitir su pésame a los compañeros. Magdalena González deja tres hijos y cuatro nietos.






Fuente