United We mostró ayer su voluntad de prestar su apoyo a los presupuestos municipales para 2021. «Tenemos claro que más allá del pacto, Cáceres necesita un presupuesto postpandémico y estamos dispuestos a permitir que exista ese presupuesto».Lo dijo la portavoz de Unidos Podemos, Consuelo López, tras la reunión celebrada ayer por la tarde por representantes del PSOE, que es el responsable del Gobierno local y de la UP.

El propósito del encuentro fue el análisis del cumplimiento de los puntos del acuerdo o pacto que el PSOE y Unidos Podemos (UP) firmaron hace un año. Su firma permitió a UP emitir su voto sobre los presupuestos de 2020. «Se está trabajando para renovar el acuerdo», dijo López. Ese pacto se firmó con metas para el legislador, pero con una revisión anual de su cumplimiento.

Hace dos semanas la UP telefoneó al gobierno del alcalde, Luis Salaya, lo mismo pasó en junio, y se firmó la gestión de la pandemia con el PSOE. López admitió ayer que la mayoría de los puntos del acuerdo no se han respetado en el último año, precisó que en su formación entienden que las circunstancias acaecidas en los últimos meses lo han dificultado porque se han marcado otras prioridades, pero La queja es «que no hemos visto una predisposición» por parte del gobierno local «o la fijación de objetivos» para respetar los puntos del pacto.

El PSOE no ha realizado ninguna declaración tras la reunión de ayer por la tarde. Por la mañana se refirieron a la comparecencia semanal del portavoz del grupo municipal, Andrés Licerán, el viernes. Además de Licerán, asistieron a la reunión el alcalde del PSOE, Luis Salaya, y la secretaria general del grupo local, Belén Fernández. Por UP, además de López, también participaron el concejal Raúl Martín y Luis García Marín.

En su última comparecencia, Licerán aseguró que el acuerdo de estabilidad o legislatura con Unidas Podemos sigue «vigente» y reconoció que en el gobierno local «hubiéramos apreciado un mayor cumplimiento» del acuerdo, pero «la situación de pandemia nos obligó a cambiar». «. Licerán manifestó como cumplimiento que se renovará el plan de movilidad urbana. López comentó ayer que antes de firmar este anuncio «nos hubiera gustado que hablaran con nosotros» ya que la revisión y modificación del plan de movilidad es un punto del acuerdo.

PRESUPUESTO / El presupuesto no fue el tema central de la reunión, pero en la reunión de la UP mostró al gobierno local la voluntad de apoyar la contabilidad, apoyo que habrá que aclarar en próximas reuniones. López explicó ayer que el ayuntamiento necesita tener un presupuesto adecuado a la situación actual que genera la pandemia. «Es necesario», dijo el portavoz de Unidos Podemos, «que Cáceres tenga nuevos presupuestos para 2021 y que el ayuntamiento no esté trabajando con los presupuestos prorrogados de 2020», elaborados antes de la crisis del coronavirus.

La semana pasada, el gobierno municipal socialista y el grupo municipal de UP mantuvieron un primer contacto para abordar el presupuesto 2021. Aunque luego de esa reunión, UP no adelantó su decisión pendiente del borrador de cuentas, Licerán aseguró que el grupo municipal en el que se había encontrado “Más estructuras” para un entendimiento fue Podemos.

Con el apoyo de UP, Salaya solo necesitaría un voto para conseguir los trece necesarios para preparar las cuentas de 2021 en el pleno de la empresa local. Hace un año contó con el voto del concejal no inscrito Teófilo Amores, quien el pasado martes, tras el primer contacto con el gobierno, volvió a mostrar su voluntad de facilitar un acuerdo a condición de que se garantizaran el gasto social y las ayudas a los sectores más importantes. dañada por la pandemia, pero también pidió al gobierno que el acuerdo para obtener el presupuesto sea lo más amplio posible.

.