La Asociación Torres de Cáceres, entre cuyos objetivos asociativos se encuentran los de la promoción de un casco antiguo activo, del bien común, histórico y gastronómico de la ciudad, el de alcanzar la excelencia turística, y la promoción interna de Cáceres, ha otorgado su premio anual, que este año cumple su octava edición, a la Congregación de Misioneros de la Preciosa Sangre y a su Fundación Gaspar del Búfalo, por la intervención llevada a cabo en La Casa del Sol, casa-fortaleza de estilo gótico que fue levantada en el siglo XV, rehabilitada en el XVI y que en el año 2014 fue declaradaBien de Interés Cultural (BIC).

Para la adjudicación del galardón, la asociación ha valorado la contribución del emprendimiento a la conservación del patrimonio de la Localidad Monumental mediante la rehabilitación de la Casa Vargas y Figueroa, y la promoción turística y culturalq ue para la ciudad de Cáceres ha supuesto la puesta en marcha de los tres proyectos que aloja el citado inmueble: el Complejo Gastronómico La Casa del Sol, el Hostel Vargas Figueroa y el Centro de Interpretación.

Y todo ello «con una influencia directa en la obtención de elementos para la misión pastoral que esta Congregación tiene en Guinea Bissau (uno de los países más pobres del mundo) donde promueve numerosos proyectos con el fin de la mejora de la calidad de vida de sus habitantes», indica la asociación.

La acción de esta congregación en dicho país, se lleva a cabo en los siguientes campos. El primero el de avance humano a partir del evangelio: capacitación de líderes; avance de grupos de reflexión y también intervención en las comunidades locales; trabajo juvenil para una capacitación integral.

El segundo ámbito es el de la salud con la creación y cuidado de un Puesto de Atención Sanitaria (PAS) en Bissakel, con un médico y una enfermera donde se presta servicio ambulatorio y farmacéutico. Es un punto de sensibilización de la comunidad para reacciones de prevención en la salud.

El tercer campo se enfoca en la educación con la construcción de numerosas salas de la escuela de Vasconcelos en Safin. Esta escuela permite formar a jóvenes sin elementos. Actualmente se ha construido un pabellón con ocho salas.

Además, capacidad las becas de estudio, se adjudican entre 30 y 40 becas de estudio por año a pequeños pobres para que puedan estudiar. De todas formas en temas de agua se ha construido un pozo con una fuente abierta a la comunidad, para que logren tener agua potable y prevenir patologías.

El próximo 12 de diciembre, se celebrará el primer aniversario de la apertura de este Complejo Gastronómico, Turístico y Cultural que es un reclamo para cacereños y turistas que visitan la localidad de Cáceres, un año difícil para todos que pone aún más en valor esta iniciativa, de la que la Asociación Torres de Cáceres, ha reconocido con su galardón.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí