El teatro López de Ayala de Badajoz cerró ayer de noche sus puertas tras el último concierto del Festival En todo el mundo de Jazz y no volverá a abrirlas hasta el 1 de diciembre. 14 días sin programación por las medidas acordadas por las autoridades para intentar controlar el aumento de contagios en la localidad. Esta decisión ha obligado a aplazar sin fecha numerosos espectáculos y recitales y desde mañana se devolverán las entradas. Además los trabajadores se van a ver damnificados por un ERTE a lo largo de estos quince días, según ha confirmado el director del teatro, Miguel Murillo. «Son medidas que acatamos porque es un plan común y nos encontramos con la Consejería de Cultura y la de Sanidad porque es necesario hacerlo», afirma.

Murillo entiende la resolución dada la situación donde se encuentra la ciudad, aunque admite que no la esperaba, sí dentro de un pack con más medidas generales. Desde el momento en que se reanudó la actividad en este teatro, sus causantes han defendido como lema que la cultura es segura, una afirmación que el director mantiene. «Sigo diciendo que la civilización es segura porque las reglas que poseemos en el teatro se cumplen a rajatabla y desde principios de septiembre, que abrimos, no hubo ningún hecho y el accionar de lo artistas, del público y de los trabajadores fué ejemplar».

Tal es con lo que el Festival de Jazz pudo seguir ámbas últimas noches (viernes y sábado). «La cultura es segura y el teatro López de Ayala es seguro y ahí no hay resquicios, otra cosa es que se genere un contagio, que puede suceder en cualquier lugar». En todo caso, acata la resolución, «porque no es solo un sector, son todos los colectivos y si nos solicitan un esfuerzo lo haremos mil ocasiones».

Noticias similares





Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí