Cáceres pertence a las provincias en la península en las que se cumple con una mayor frecuencia la popular y utilizada en el argot de los servicios de extinción de incendios como ‘Regla del 30’. Pero, ¿qué representa exactamente esta regla? Según detalla Medioambiente, hace mención «a la confluencia de una secuencia de condiciones meteorológicas bajo las cuales el peligro de incendio en el monte es máximo y los incendio declarados pueden lograr una gran virulencia y poder destructor». La primera de las cambiantes es la temperatura del aire cuando es superior a 30 grados, la segunda es el viento superior a 30 quilómetros por hora y la tercera es la humedad relativa del aire inferior al 30%.






Fuente