Los sanitarios cacereños se quejan por el viable traslado de pacientes covid desde otras áreas de salud que están saturadas. El pasado domingo, en el momento en que la Consejería de Sanidad anunció la reapertura del hospital Nuestra Señora de la Montaña, informó de que este complejo podría ser útil además para calmar la situación de Badajoz y Mérida, que son las que en estos momentos tienen más grande presión asistencial (Badajoz tenía ayer 103 hospitalizados, 19 en UCI y Mérida, 93 ingresados, 12 en UCI). En cambio, los sanitarios no ven con buenos ojos esta resolución y critican que en la primera oleada, cuando el área de salud Cáceres se colapsó, se valió por sí misma.

Y lo justifican con cantidades. El 8 de abril, que fue el día que más presión asistencial soportaron los hospitales de Cáceres, entre el San Pedro de Alcántara y el Nuestra Señora de la Montaña había 225 hospitalizados; mientras que en Mérida solo había 19 y en Badajoz, 26. En aquel instante ni si quiera se mentó la oportunidad de utilizar las camas de estas dos áreas de salud para descongestionar la cacereña. Ni tampoco que expertos de aquellas áreas ayudaran en Cáceres frente a la situación que sufría. Sabiendo, además, así como recuerdan los sanitarios, que el hospital Infanta Cristina de Badajoz es el centro de referencia de la región para las especialidades que se encargan de atender a los pacientes de covid, y donde la plantilla, insisten, es mayor que la que tiene Cáceres. Es verdad, dicen, que no pidieron en ningún momento esa asistencia, pero tampoco se les ofreció.

Este diario mencionó con varios profesionales que hacen en frente de la pandemia en los hospitales cacereños. Ninguno ha querido manifestarse y hacer afirmaciones públicas; más allá de que, denuncian esta forma de seguir. No quiere en ningún caso discriminar a los pacientes por su zona de vivienda, ni se niegan a atenderlos. Pero sí desean expresar su desacuerdo porque se haya tomado esta resolución en el momento en que son precisamente estas dos áreas las que están en una situación crítica, y no se realizó lo propio en el momento en que fue Cáceres la que la sufrió. De llevarse al final a la práctica esta iniciativa, sí piden que se dote de un más grande número de personal a las plantillas. Este períodico preguntó ayer por este tema al Servicio Extremeño de Salud (SES), pero no recibió respuesta.

SE MANTIENEN LOS INGRESOS

Por el momento, la apertura del Nuestra Señora de la Montaña continúa en el aire, a pesar de que las instalaciones se encuentran listas para recibir a pacientes desde la semana anterior (el primer día de la semana se dieron los últimos retoques). Ayer el consejero de Sanidad, José María Vergeles, aseguró que se ha encargado un informe para estudiar la estancia media de los pacientes en los centros de salud. Según los desenlaces, se decidirá por último si se pone de nuevo en marcha o bien no.

Lo cierto es que, según los datos de la última semana, se ve que la situación en Cáceres empezó a estabilizarse. En los últimos siete días se detectaron 408 positivos, en cambio esto no se ha apreciado en los hospitales, donde el volumen de capital casi se mantiene (hasta ayer había dos hospitalizados más que el martes pasado y dos más en la UCI).

Hace un par de semanas, en cambio, la media de ingresos era de unos diez o 12 cada día. Eso fue lo que logró saltar las alarmas. Se desconoce la razón por la cual se han estancado en este momento, mas tampoco saben qué ocurrirá los próximos días.

Novedades similares





Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí