El Gobierno de Reino Unido ha aprobado la extensión de su programa de ertes hasta marzo del 2021. El Ejecutivo liderado por Boris Johnson anunció este jueves la prórroga de la vigencia del programa de protección del empleo por el que el Estado se hace cargo del pago del 80% del salario de los trabajadores perjudicado. Reino Unido se suma a estados como Alemania o bien Francia, que han extendido hasta ya entrado el próximo ejercicio sus propios ertes para paliar de este modo sobre la ocupación los efectos de las restricciones anti-covid. En España la fecha de caducidad de las presentes medidas es el próximo 31 de enero del 2021, aunque el Gobierno ha manifestado su intención de prolongarlas más allá.

El Gobierno británico se ha adelantado un mes a la finalización sosprechada del presente programa de ayudas, que vencía el próximo 2 de diciembre y anunció la prórroga de exactamente las mismas hasta marzo del 2021. El Ejecutivo ha acelerado la prórroga frente a las últimas restricciones puestas en marcha en las últimas semanas y decidió sostener exactamente las mismas condiciones habilitadas desde primavera, con esa cobertura de 80% de los sueldos. Asimismo, la extensión del programa contempla aumentar las ayudas para trabajadores autónomos, hasta el 80% desde el 55% de los ingresos medios entre los meses de noviembre y enero, con un pago máximo de 8.300 euros.

El Ejecutivo británico extiende de este modo por cinco meses su mecanismo de ertes y lo realiza con un mes de antelación, unos ritmos distintas a los de España y a medio sendero de países como Alemania o bien Francia. Ya que hasta hoy el Gobierno presidido por Pedro Sánchez eligió por una fórmula de renovación trimestral de los incentivos a los ertes, con esquemas distintas en cada una de las renovaciones. Y ha acabado cerrando estas a pocas horas del vencimiento de las datas de caducidad. El sistema de protección por desempleo español garantiza a los trabajadores el 70% de su sueldo, aunque con un tope de entre 1.098 euros y 1.411 euros, en función de los hijos a cargo.

Los modelos de Alemania y Francia

El modelo implementado por Alemania o Francia es diferente. Ambos estados han apostado por desplegar sus programas de protección del empleo de forma dilatada en el tiempo. En la situacion de la cancillería apuntada por Ángela Merkel, a finales de agosto rubricó un pacto con el partido socialdemócrata y prolongó las ayudas plus a su programa de ‘kurzarbeit’ hasta finales de 2021. En el esquema alemán, las compañías pueden achicar la día de sus usados, en tanto que el Estado se hace cargo de entre el 60% y el 87% del salario del trabajador. Las compañías que se acogen a dicho mecanismo tienen los despidos vetados y los usados tienen la obligación de realizar tutoriales de formación mientras dure el erte.

Por su parte, el Gobierno de Emmanuel Macron extendió las presentes condiciones a los ertes o ‘chomage partiel’ de manera indefinida, dando a las empresas un permiso de 12 meses renovable para acogerse a exactamente los mismos y un límite de 1.607 horas al año por empleado. Y dadas las recientes limitaciones a la movilidad decretadas, el ejecutivo galo ha habilitado desde el 1 de noviembre y hasta el 31 de diciembre mejoras en la cobertura tanto para compañias como trabajadores. Para los trabajadores damnificados asegura el 70% de su salario bárbaro por hora no trabajada , o aproximadamente el 84% del salario neto por hora. Aunque es la compañía la que adelanta ese dinero y posteriormente el Estado francés se lo regresa.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí