Renfe celebra este domingo su 80 aniversario, estará presente en el día a día de la empresa para todo el 2021, un año todavía marcado por la pandemia del covid-19, que tiene una movilidad limitada, influyendo plenamente en el transporte y los viajes.

Sin embargo, esta situación excepcional no impedirá que Renfe desarrolle una serie de acciones a lo largo del año para conmemorarlo, a partir de iniciativas comerciales, como la venta de ofertas y promociones relacionadas con los distintos servicios, a iniciativas con empleados, a través de eventos y reuniones institucionales, según fuentes de la empresa.

Renfe celebra estos 80 años como operador ferroviario de clase mundial y referente en alta velocidad, con más de 15.000 profesionales y, en circunstancias normales, con 5.000 trenes circulando cada día en España y más de 500 millones de pasajeros al año.

Actualmente, la empresa es inmerso en un proceso de transformación a través de la innovación, la internacionalización y la orientación al cliente, que dará lugar a una nueva Renfe, que será un operador global de movilidad, más allá del tren y un referente de la logística internacional, más allá de las fronteras españolas.

Su historia comienza en 1941

Los inicios del tren en España se remontan a 1941, cuando, después de la guerra civil, crear la red nacional de ferrocarriles españoles (RENFE).

Desde entonces, se han comenzado las obras de sustitución paulatina del sistema de vapor por uno eléctrico, siendo Madrid-Ávila-Segovia la primera línea electrificada.

El siguiente paso fue el primero, en 1950, del primer Talgo, cruzando la línea Madrid-Irún, modelo que supuso la gran aportación española al mundo ferroviario.

Desde mediados de la década de 1960, ha comenzado la modernización de la infraestructura y, a principios de los años ochenta, apostó por la creación de los grandes centros de Cercanías y una red de infraestructuras de alta velocidad, que culminaría en 1992 con la inauguración de AVE Madrid-Sevilla, y que se habría desarrollado definitivamente desde la primera década del siglo XXI hasta la actualidad.

En 2005, para adaptarse al proyecto de liberalización en Europa, Renfe se dividió en dos empresas, dando paso a Renfe Operadora, responsable del servicio de transporte de viajeros y mercancías, y ADIF, responsable de la gestión de la infraestructura ferroviaria.

En 2012 se constituyó Renfe Operadora al frente de un grupo de empresas creado precisamente para seguir avanzando en el proceso de apertura a la competencia (Renfe Viajeros, Renfe Merchandise, Renfe Fabricación y Mantenimiento y Renfe Alquiler de Material).

En 2016, el AVE ya ha llegado a más de 30 ciudades españolas y ha cruzado la frontera hacia Francia, un proceso de internacionalización que se consolidará en 2019, alcanzando en mayo de ese año los primeros 1.000 viajes del AVE Medina-Mecca (Arabia Saudí), además de constituir la empresa ‘Renfe of America’, para buscar nuevos negocios en United United, luego de realizar un megaproyecto en Texas.

La empresa espera que, en 2028, el 10% de sus ingresos proviene del exterior.

El transporte ferroviario de viajeros se liberalizó el 14 de diciembre de 2020, aunque el covid-19 retrasó la entrada en España del operador público francés SNCF, uno de los dos nuevos competidores de Renfe (junto con Ilsa), hasta el próximo mes de mayo, prevista para el mismo día.

.