Como si de una película se tratara, fue la experiencia que vivieron ayer dos empleados y un cliente de la sucursal del banco Liberbank en la localidad de Cañaveral. Sucedió en la mañana, en una hora punta en el municipio y el atracador logró huir tras cometer el atraco.

Alrededor de las once de la mañana sonó la alarma en Cañaveral, luego de que se supo que una persona había ingresado a la sucursal bancaria que Liberbank tiene en la localidad con la intención de cometer un atraco, tal como fue. Afortunadamente, en ese momento solo dos empleados y un cliente estaban dentro de la oficina, porque dado el tiempo que era, la oficina podría haber estado más llena.

El atracador, según la Guardia Civil, que es quien investiga los hechos, esposó a los dos empleados y al cliente y los encerró en un despacho mientras realizaba su atraco. Pese a la situación, «tanto los empleados de Liberbank como el cliente, que en ese momento se encontraba en la sucursal realizando trámites, se encuentran en perfecto estado de salud», indicó la Guardia Civil.

Tras realizar el atraco, el ladrón abandonó la rama. Por este motivo, desde que la Guardia Civil apareció en el lugar, esta persona ya no se encontraba en el lugar, por lo que los agentes establecieron un dispositivo para encontrar al responsable del robo, según informó la Guardia Civil.

A última hora de la tarde de ayer, aún no se había encontrado al ladrón.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí