86 – Lointek Gernika Bizkaia: Laura Cornelius (13), Belén Arrojo (12), Nadia Colhado (5), Angela Bjorklund (14), Roso Buch (22) -desde cinco- Nogaye Lo (5), Paula Ginzo (5), Milica Ivanovic (9) , Itziar Aritztimuño (1), Marta Alberdi (0).

60 – Alter Enersun Al-Qázeres Extremadura: Merve Aydin (2), Eleanna Christinaki (6), Becca Hittner (9), Vicky Llorente (9), Mariella Fasoula (10) -desde cinco- Manuella Hatchi (12), María Romero (3), Irene Lahuerta (0) , Alexa Hart (9).

Marcador de cuartos: 25-13, 49-35 (descanso), 69-48 y 86-60 (final).
Árbitros: Quintas, González y Bravo. Sin eliminar.
Incidencias: Partido disputado en el pabellón Maloeste correspondiente a la quinta jornada de la Liga Endesa Femenina.

El Alter Enersun Al-Qázeres Extremadura arrancó su ‘maratón’ de cuatro partidos en once días con una derrota en el Lointek de Gernika Bizkaia, el oponente más duro que tendrá en esta sección del calendario. El resultado no deja lugar a dudas ante uno de los señalados en la zona alta de la clasificación (86-60) y ahora tendremos que pensar en batallas más asequibles como la El próximo sábado en el Multiusos ante el Spar Gran Canaria, colista de la tabla.

Había una cierta impresión de que cuando el anfitrión estaba completamente empleado, con la máxima energía, no había partido, sin dar la oportunidad de sorprender como había sucedido el día anterior en su inesperada derrota en la cancha del Campus Promete.

El comienzo fue devastador para Extremadura y lo arrastraron hasta el final. El Gernika, muy agresivo en defensa e inspirado en ataque, tomó el mando del partido muy temprano y cuando apenas habían transcurrido tres minutos ya ganaba por 10 puntos (12-2). Entonces la ambición vasca no paró ahí, con el Cáceres sin poder superar la presión en toda la pista, y la partitura empezó a ser escandalosa muy pronto (23-7, min.7). Los lanzamientos lejanos cayeron una y otra vez en el aro extremeño, aunque una gran reacción antes del final del trimestre mejoró el resultado (25-13).

El segundo era casi idéntico: Pasó de una auténtica exhibición de los locales a la resistencia de Al-Qázeres. Inspirado en el triple (Angela Bjorklund, Roso Buch y Laura Cornelius tuvieron mucho éxito), la diferencia se disparó de nuevo de forma impactante (39-15, min. 15). El rebote también fue íntegramente del equipo de Mario López. En ese momento ya estaba en la cancha Paula ginzo, centro de Al-Qázeres las dos últimas temporadas.

No hubo rendición posible del lado visitante, y no aparecieron jugadores importantes como Eleanna Christinaki. Unas maravillosas acciones de Manuella Hatchi y sus acompañantes les permitieron llegar con cierta ‘vida’ para descansar, y que Bjorklund clavó otro tiro en la bocina (49-35).

Segunda parte

Gernika volvió a pisar el acelerador tras pasar por los vestuarios y la brecha volvió a alrededor de 20 puntos con aparente facilidad (57-48, min.25). Estaba claro que no iba a admitir más acercamientos (69-48, final del tercer cuarto). Cuando había problemas que solucionar, bastaba con pasar el balón a Roso Buch, que destrozaba los intentos defensivos de Al-Qázeres para detenerla.

Quedaba por saber de qué magnitud sería la derrota de Jacinto Carbajal. Gernika no se rindió y quiso ‘sangre’ (76-50, min. 33). Prueba de ello fue la penúltima jugada, en la que Nadia Colhado puso un tremendo tapón a Vicky Llorente. Así terminó un auténtico calvario que, sin embargo, no debe dejar huella negativa.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí