«Es una cuestión de días» que en el municipio se ingrese el impuesto de Construcciones de los dos proyectos de plantas fotovoltaicas que van más avanzados, confirmó este miércoles la concejala de Economía, María Ángeles Costa. Ámbas plantas son las de Iberdrola que estará entre Malpartida y Aliseda, si bien en el término municipal de Cáceres, y entre las tres que se instalarán en la carretera de Casar, también en el concejo cacereño. De los dos proyectos se calculó un ingreso de 3,2 millones cuando se realizó el presupuesto de 2020. Esta recaudación, el ingreso del IBI en las cifras iniciales y las entregas a cargo del Estado que de enero a noviembre se mantuvieron en las proporciones estimadas salvarán el presupuesto de 2020.

Mas el panorama para 2021 no es nada halagador si no se reitera este ingreso increíble en el impuesto y en la tasa de aprovechamiento urbanístico por alguno o numerosos de los otros proyectos de fotovoltaicas que están en trámite. Los servicios económicos del ayuntamiento lo advierten en su informe sobre la modificación del contrato del autobús, que se dictaminará en la comisión de Contratación de este jueves. En exactamente el mismo avisan que el ámbito presupuestario para el año 2021 «presenta una realmente fuerte reducción en la estimación de los ingresos».

Intervención municipal siempre cumple ese papel de poner prudencia y observación en el gasto. Mas en esta ocasión ese aviso llega con una situación que no se daba en el municipio en un largo tiempo: nos encontramos casi a mediados de diciembre y no se sabe nada del proyecto de los capitales. El año pasado, en las primeras cuentas que lideraron Salaya y Costa, ya se había anunciado, y a lo largo de la segunda legislatura de Elena Nevado ahora se había llevado a comisión de Economía. Para hacer los presupuestos municipales lo primero que se calculan son los ingresos y en esta ocasión no saldrían los suficientes para atender los gastos corrientes, según se desprende de las advertencias que hace la Intervención municipal.

AUTOBÚS

En su informe sobre los autobuses urbanos, los servicios económicos adelantan para 2021 una caída de las aportaciones que el ayuntamiento recibe del Estado por las cesiones de impuestos y el fondo complementario de financiación. Son, tras el IBI, la principal fuente de recursos. A esto suma el incremento del déficit del autobús urbano por el incremento de los costes del servicio por modificaciones en líneas y por el descenso de viajeros. En tres meses, entre junio y agosto, la reducción ha sido del 56,2%. En este trienio hubo 631.171 viajeros en 2019, en 2020 sumaron 355.134.

A lo previo se añade que Intervención no prevé que en 2021 se pueda contar con los 4 millones expepcionales que entre impuesto y tasa se calculó que las fotovoltaicas dejarían en las arcas locales en 2020. Hay más de una decena de proyectos en tramitación. El de Médanos, de Iberdrola, es uno de los más indispensables por potencia instalada y por el presupuesto de ejecución. El segundo del que se estima que los promotores paguen antes de final de año el impuesto de Creaciones es el de Cáceres 2020, que apoya Alter Enersun en las inmediaciones de la carretera de Desposar.

El resto de proyectos de plantas fotovoltaicas son de menor potencial que el de Iberdrola, salvo los 2 que Acciona promueve en las inmediaciones de la carretera de Badajoz. Son dos plantas que están en fase de consultas por el Ministerio para la Transición Ecológica para la redacción del estudio de encontronazo ambiental. Solo con una de las 2, si se pudiera comenzar en 2021, se podría compensar en una parte importante la reducción de ingresos que se calcula para el año 2021. Pero todavía está en una fase muy inicial.

Costa calculó ayer que antes de fin de año se podría enseñar el emprendimiento de los presupuestos para 2021 al trámite de participación ciudadana, que es el paso previo para su tramitación en los órganos del municipio -consejos rectores, comisiones informativas y pleno de la empresa-.
No es solo la reducción sosprechada de ingresos, sino más bien también un incremento en los costos corrientes, como el del autobús urbano. Esta mañana la comisión de Urbanismo y Contratación tiene que pronunciarse sobre una modificación del contrato de los buses que incrementará su coste en 233.728 euros. Este cambio incide en cinco líneas y en la mejora del servicio al hospital.

Intervención expone en su informe objeciones porque con las modificaciones realizadas en el servicio desde 2016 ya se superaría el 10% del importe anual de la adjudicación del contrato, que en 2014 recayó en Subus. Esto supondría una modificación de las condiciones fundamentales de la adjudicación, lo que podría obligar a que se tramitase un nuevo expediente de contratación. Pero en sus informes, tanto la Inspección de Servicios como Contratación del municipio sostienen que con esta modificación no se llega al 10%. Intervención además expone una reestructuración en el autobús para que sea más eficaz.

En la comisión asimismo se dictaminará el estudio de aspecto que amplía el edificio de los juzgados.






Fuente