El XVII. Otoño Flamenco de Fuente de Cantos tendrá lugar un poco antes este año: los días 18, 19, 25 y 26 de septiembre: “Cuando los técnicos anunciaron la posibilidad de que se produjera un brote de covid en el otoño, teniendo en cuenta que el La vacunación antigripal, adelantamos casi un mes para superar esta dificultad ”, dice Francisco Zambrano, director artístico de este encuentro y alma mater de este inevitable evento con el flamenco en la región. Porque Extremadura sigue homenajeando este año a la danza y a la profesora Cristina Hoyos, protagoniza un cartel con destacados artistas como Celia Romero, Esther Merino, Salomé Pavón o Pajares. Fefo, Alejandro Vega, Paulo Molina … o guitarras como las de Juan Manuel Moreno, Manolín García, Juan Vargas, José Ángel Castilla o Francis Pinto. Payos y gitanos, como es el flamenco y como es característico también en nuestra comunidad.

Un cartel, un elenco, como decía, dedicado a la danza y dirigido por nuestro bailaor más internacional: como profesor y como alumno destacado de Cristina Hoyos, Jesús Ortega. La mano que ha llevado al maestro a Extremadura en innumerables ocasiones y reconocimientos (aunque este es el primer homenaje oficial que le rinde la región); y la bailaora más destacada de toda la historia de la danza nacional, nutriendo el trabajo y la intuición innata de la danza de Ortega en sus inicios hasta convertirse en coreógrafa y bailarina solista de su compañía. Ayer pudimos ver la simbiosis de alumnos y profesores en la Plaza Alta como parte del programa de Badajoz. La Ciudad Encendida, donde Jesús Ortega mostró no solo su idea de la danza, sino también su talento para la dirección artística y su capacidad para crear escenas y escenarios donde el flamenco y la interpretación van al ritmo. Por cierto, ambas disciplinas en las que Cristina Hoyos, que recibió un ilusionante premio del Consistorio de Badajoz, es profesora. Sí, también en él.

El crítico flamenco Manuel Martín Martín dijo una vez que «el baile extremeño se escribió con acento de Jesús Ortega» y que será por tanto ese acento el que dirija este cartel para el baile en el que la anarquía acompañará al de Badajoz y la intuición de El Peregrino, la sensualidad de Zaira Santos, la fuerza de Carmen La Parreña y la frescura de Fuensanta Blanco, que se incluye en el cartel gracias al programa Pasión por el Flamenco de la Diputación de Badajoz: «Fuente de Cantos es a Abrir este cartel es un lujo y un honor ya que el ayuntamiento ha estado trabajando para que las cosas sigan funcionando y darles a los jóvenes como yo la oportunidad de mostrar nuestro baile y nuestra forma de concebir los montajes ”, dice Fuensanta Blanco. Un montaje el de la emérita, en el que la acompañan la cantina y palmas de Cristina Tovar y Dani Bonilla, y la guitarra de Miguel Pérez.

«Es un festival de renombre por el que han pasado muchos artistas tanto dentro como fuera de Extremadura. Volver a El Peregrino es un placer porque me encanta su baile y su persona. Mientras quede esa gran parte de nuestra tierra, quiero mantenerla cerca de él. El baile es la disciplina más descuidada en las peñas y en los lugares más pequeños, y es fantástico que tenga cabida en este otoño flamenco ”, dice Carmen La Parreña.

Y todo en relación al baile, porque el cartel hondureño se complementa con José Moreno El Cano, que presentará su primer disco, Empty Alcoba. Una obra en la que podemos encontrar cantes como toreros, alboreás o tonadillas extremeñas … con textos propios como las bulerías, que firma y con las que abre el disco. Como un dormitorio vacío, el alma lo tiene en mi corazón, como la lava del volcán, prima tú te ves así, aunque esa noche dice: “Mezclaré mis letras con las del repertorio que suelo hacer. No llevo coros, percusión o bajo para presentar estrictamente el álbum en sí, pero haré un recital donde mezclo la letra del álbum con lo que hago normalmente. He armado mi repertorio para el directo, diríamos », explica el cantaor de Berlanga. Al tocarlo, su hermano Juan Manuel Moreno, que «me da mucha libertad y mejora todo lo que hago».

Para el director artístico de este cartel difícil de repetir, Francisco Zambrano, “La danza es el tema de actualidad de Extremadura. Tenemos entidad e identidad en comedor y campana y en Baile solo los tuvimos anteayer ». El problema es que como los gitanos extremeños no han consentido en la profesionalidad, sabemos en nuestra historia que el primer Bailaor que conocemos es Enrique El Cojo y se le considera sevillano, luego Eugenio de Badajoz y Peregrino, y que eso es todo, no hay más! Y ahora, gracias a Dios, contamos con un importante equipo de bailarines encabezado por Jesús Ortega y su centro de flamenco y danza con más de 200 alumnos ».

“Tenemos baile propio que no hay otro territorio flamenco”, prosigue Zambrano, y añade que “nuestra idea también es conseguir nuestro propio baile e iniciar un concurso que necesita un importante apoyo institucional. Necesitamos mucha gente para almacenarlo en caché.

Valorado

Esta distinción en nuestro baile, de la que habla Zambrano, también la destaca Zaira Santos de Mérida: «Yo vivo en Sevilla y puedo decirte que el flamenco extremista es muy importante, sobre todo en el comedor. Afortunadamente ahora hay más artistas en las tres disciplinas que dejamos Extremadura; Así como el gaditano tiene su aire para Alegrías y el jerezano para Bulerías, nosotros tenemos nuestro aire para tangos y Jaleos extremeños. Hay muchos artistas que me dicen: no sé qué es, pero tú marcas la diferencia. La forma de marcar, escuchar o patear … sí, le dan sentido, lo aprecian y les gusta ».

“Los artistas reaccionaron muy bien, superaron este miedo que todos tenemos y espero que el público también lo supere porque tendremos un mayor margen de seguridad cada vez. Tenemos que mirar hacia adelante y creo que logramos cerrar un cartel que será difícil de recolectar en ocasiones consecutivas ”y eso significa que la seguridad contra Covid está tan presente en este festival como en el resto de eventos. como La Brújula «se realiza al aire libre, pero solo con mal tiempo nos llevaría de regreso al teatro, donde alcanzaríamos ese 50% de capacidad. Somos conscientes de las circunstancias en las que vivimos, pero sobre todo que No se puede vivir con miedo ni dejar morir la cultura ”, explica Zambrano.

«Mi baile expresa lo que mi alma calla», dijo Zaira Santos; Bueno, eso, silencio y respeto por un evento que se está produciendo justo antes de la llegada del otoño de este año. Una temporada que, si no pasa por Fuente de Cantos, parece que no se acaba y ¿cuántos de vosotros podréis prescindir del frescor y los colores ocres del otoño? ¿Y quién sin flamenco? Bueno, para lo segundo y también para lo primero, te espero en Fuente de Cantos.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí