La compra de alimentos y bebidas no alcohólicas supone quince de cada cien euros (15,2%) del gasto de los hogares extremeños. Es una cifra superior a la media española, que se sitúa un euro por debajo (14,2%), aunque en términos absolutos el desembolso que realizan las familias extremeñas para llenar sus despensas es muy inferior al del conjunto de las familias españolas.

Según la Encuesta de Presupuestos Familiares 2019, elaborada por el INE, cada hogar extremeño gasta una media de 3.528,1 euros para la compra de estos artículos, lo que supone 1.443,4 euros por persona. En ambos casos son las cifras autonómicas más bajas del país, donde los importes se sitúan en 4.286 y 1.721 euros, respectivamente. En Navarra, la comunidad que encabeza la lista, el gasto de los hogares se acerca a los cinco mil euros, por encima del País Vasco (4.703,8 euros) y Cataluña (4.576,6). En la cola, tras Extremadura, la siguiente comunidad en aparecer es Castilla-La Mancha, ya bastante lejana, con 3.972 euros.

Diferenciales que tienen que ver principalmente con la variabilidad de los ingresos disponibles para las familias en cada territorio, pero también con la del costo de vida entre ellas o el tamaño de los hogares. Lo que no cambia es lEl rubro de gasto que toma la mayor parte del ingreso familiar y el único que excede los alimentos: vivienda. En Extremadura es del 30,9% (7.168 de 23.182 euros), por el 31,2% del total para el Estado.

Noticias relacionadas

.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí