Solo tres escuelas de la ciudad trasladarán permanentemente sus clases fuera del centro. El resto (son 26) han conseguido adecuar sus instalaciones a los protocolos que exigen que se reduzcan ratios para evitar la transmisión del coronavirus. Con esto en mente, Castra Caecilia trasladará los cursos de educación infantil al Jardín de Infantes Mejostilla, propiedad del municipio. El ayuntamiento ha decidido este año no licitar la gestión de este espacio precisamente para que esté a disposición de los centros que lo necesiten. El Alba Plata, por su parte, utilizará finalmente el centro cultural Rodríguez Moñino. En estas instalaciones impartirán docencia los alumnos de los últimos cursos (5º y 6º de primaria).

Ambas escuelas son dos de las más solicitadas de la ciudad y ya hay problemas de espacio. Castra Caecilia se quedó pequeña unos años después de su apertura. La escuela comenzó con dos líneas (dos aulas por curso) y rápidamente creció a tres debido a la creciente demanda, por lo que el espacio se volvió escaso. Ya existen dos extensiones que se utilizan para crear más aulas (antes incluso era necesario habilitar las unidades comunes para enseñar porque los alumnos no encajaban).

En Alba Plata tienen el mismo problema. Tanto es así que se están realizando obras de ampliación en sus instalaciones. Comenzó en marzo pasado y debería haber terminado este verano, pero la crisis de salud ha pospuesto los plazos y no terminará hasta noviembre. Por tanto, el centro no dispondrá de este espacio para el nuevo curso, que volverá a funcionar. Este es un problema adicional ya que la escuela no tiene más aulas para realizar las implementaciones necesarias para cumplir con las proporciones de Covid. Ante esta situación, el Centro solicitó al Ayuntamiento el uso de la Casa de Cultura Rodríguez Moñino, donde pasará a 5º y 6º de Primaria.

Eventualmente, la otra escuela a la que asistirán sus clases fuera de sus instalaciones serán las prácticas. En este caso no se utilizan oficinas municipales, sino que se solicita a la Universidad de Extremadura el Instituto de Lenguas Modernas (ILM), edificio que actualmente se encuentra desocupado después de que la universidad dejara de impartir lengua para este curso.

Las instalaciones están adosadas a la práctica y preparadas para la realización de una actividad de aula ya que existen aulas donde se imparten idiomas desde hace años. En particular, pidió poder utilizar cuatro de estas aulas. Según ha confirmado el Ministerio de Educación, UEx ha aceptado su mandato, aunque aún está pendiente una reunión entre el vicerrector de la universidad y el director del centro.

Los traslados a realizar por estos tres centros ya han recibido la aprobación de Educación, que ya ha analizado y monitoreado los planes de emergencia elaborados por las 26 escuelas de la ciudad. Cabe recordar que el secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya, advirtió la semana pasada que los alumnos no abandonarían el recinto escolar hasta que no se llegara a un consenso con los padres y la propia Junta de Extremadura. Y firmó que esta decisión no afectaría en modo alguno a los cursos inferiores. En el caso de la capital, Cáceres, este no será el caso ya que la Castra Caecilia sacará a los niños de educación infantil de sus instituciones (la idea es traer allí a los de primer año, los de 3 años).

Los protocolos de las escuelas también incluyen la reestructuración de los centros para garantizar grupos de burbujas y evitar multitudes en las horas pico: muchas han permitido que más entradas muevan las entradas.

El ayuntamiento garantiza la desinfección

El ayuntamiento garantiza la limpieza y desinfección de los 17 colegios públicos de la ciudad (los subvencionados lo harán ellos mismos). Por ello, tal y como confirmó ayer el portavoz del equipo de gobierno, Andrés Licerán, se ha reorganizado la contabilidad de la nómina de los empleados para hacer frente a esta situación y no tener que ampliar la plantilla. El contrato de limpieza se firmó en febrero con Conyser por 4,6 millones de euros. Además de las escuelas, el convenio también incluye la limpieza de los edificios municipales. Dado que muchas instalaciones siguen cerradas, el ayuntamiento ha decidido trasladar a los empleados responsables de estas a las escuelas y hacerse cargo de este servicio. Además, los cuidadores, que también dependen del ayuntamiento, están disponibles para estas tareas y utilizan un pool de horas para las empresas. En cualquier caso, asume que esto ocurrirá cuando haya que contratar más personal. “Estamos preparados si es necesario reforzar o renovar el contrato dentro de los requisitos marcados por los centros y según los límites de la Ley de Contratos, pero hoy, con la reestructuración y la bolsa horaria, este refuerzo no sería necesario porque tenemos un buen contrato y nos permite tener ese margen «, recalcó el vocero de la ciudad. Con esto en mente, Licerán quiso enviar un mensaje tranquilizador a las familias que pueden estar preocupadas por el regreso de sus hijos a la escuela en la próxima semana: hacer todos los esfuerzos posibles para garantizar que todas las escuelas sean seguras y que regresen a la escuela en condiciones saludables y seguras para que la pandemia no se propague ”, dijo el portavoz del equipo de gobierno..


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí