‘Tenet’ aterrizaba el pasado miércoles en la cartelera española tras una estrategia inaudita por parte de Warner Bros: la de apostar por mercados que no fueran ni el norteamericano ni el chino (los que aportan mayores beneficios) para su estreno internacional.

 La crisis del covid-19 ha obligado a reescribir las reglas de la distribución, a darles la vuelta por completo. La todopoderosa Disney tomó la decisión de estrenar en su propia plataforma la adaptación en imagen real de su clásico ‘Mulan’, dejando en la estacada al circuito de exhibición. Mientras, Christopher Nolan apostó por los cines, en realidad el único espacio donde la experiencia de ‘Tenet’ adquiere un verdadero sentido. Podrían haber retrasado la fecha como ha hecho Universal Pictures con la próxima aventura de James Bond, pero decidieron resistir y tomar el pulso de la situación sin tener muy claro cómo respondería el público. 

Y aunque Christopher Nolan asegura que no es ningún mesías salvador, el hecho es que ‘Tenet’ ha logrado inyectar esperanza a la taquilla de los 41 países en los que se ha proyectado, recaudando un total de 53 millones de euros. En España la cifra alcanza los 2.300.000, convirtiéndose en el mejor debut del año. Después del cierre prolongado de los cines, también ha sido la mejor apertura en el Reino Unido (7,1 millones), mientras que en Francia ha recaudado 6,7 millones, en Corea 5,1 millones y en Alemania 4,2 millones.

200 millones de producción

Todavía se encuentra muy lejos de rentabilizarse la producción, que alcanzó los 200 millones de dólares, aunque desde Warner saben que en esta ocasión se trata de una maratón de larga duración, no de un esprint (como suele ser habitual). No se trata de jugárselo todo el primer fin de semana, ya que mayoría de las grandes superproducciones se han retrasado y no parece que haya ningún estreno este otoño capaz de hacer sombra a ‘Tenet’.

 La siguiente prueba de fuego llegará la próxima semana, cuando llegue a los cines estadounidenses, rusos y chinos, donde se están produciendo auténticos fenómenos de taquilla con películas que alcanzan los 200 millones en poco tiempo, como es el caso de la película bélica patria ‘The eight hundred’.

 Mientras, en nuestro país, el cine español también se mantiene rescatando el mercado gracias a Santiago Segura y su ‘Padre no hay más que uno 2: La llegada de la suegra’ y ‘La boda de Rosa’, de Icíar Bollaín, que sube un 15% con respecto a su semana de estreno.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí