Tom Cruise montó en cólera a lo largo del rodaje de ‘Misión Irrealizable 7’ en el momento en que vio que 2 miembros del equipo no respetaron la distancia de seguridad mientras que revisaban unas imágenes en oposición al computador, según informa Efe.

«Si les veo hacerlo otra vez están jodidos y despedidos», chilla el actor al resto del equipo en un audio publicado el miércoles por el diario The Sun que se propagó con agilidad entre la prensa especializada de Hollywood.

Según con esta publicación, Cruise se incordió al comprobar que algunos trabajadores estaban relajándose ante las medidas impuestas para seguir con el rodaje -paralizado en el tercer mes del año- y su enfado estalló cuando observó que dos personas estaban a menos de un metro de distancia.

«No quiero volver a verlo nunca. Jamás!», grita Cruise en el estudio, situado en Londres. «Lo he dicho y en este momento lo deseo, y si no lo hacen, están fuera. No vamos a cerrar esta maldita película! ¿Se sabe? Si lo vuelvo a conocer, están jodidos y despedidos», asegura.

Durante la bronca, Cruise apunta a ciertos miembros del reparto y afirma que la actitud de uno «les va a costar el trabajo». «¿Estoy siendo claro? ¿Se sabe lo que deseo? ¿Entienden la responsabilidad que tienen? -completa -Eso es. Eso es. Confío en que ustedes lo van a hacer».

El diario Deadline explicó que Cruise, además de personaje principal, trabaja como productor en el rodaje del filme y fué el encargado de diseñar los protocolos de seguridad para regresar a rodar tras el parón que vivió durante toda la primavera y que forzó aplazar el estreno.

«Somos el estándar de oro. Están allá en Hollywood haciendo películas en este preciso momento por medio de nosotros. Porque creen en nosotros y en lo que hacemos. Hablo por teléfono con todos y cada uno de los malditos estudios por la noche, las compañías de seguros, los productores y nos siguen para hacer sus películas. Nos encontramos creando cientos de puestos de trabajo, hijos puta», enseña. En el final añade su preocupación por el estado de la industria audiovisual: «Tienen la posibilidad de contárselo a la gente que pierde sus malditos hogares porque nuestra industria está cerrada. No van a poner comida en su mesa ni pagar su educación universitaria. Con eso duermo todas las noches: el futuro de esta puta industria!».






Fuente