Tres familias de la ciudad pacense de Ribera del Fresno fueron rescatadas por bomberos tras quedar recluidas en sus casas a consecuencia de la crecida del arroyo Valdemedé gracias a una tormenta de agua y granizo.

El desbordamiento de este arroyo ha causado avenidas de agua en numerosas calles de este ayuntamiento, que han causado daños materiales en algunas casas y locales, aunque no hay daños personales, ha podido confirmar a EFE la alcaldesa, Piedad Rodríguez.

El agua ha derribado algunos muros y ha arrastrado material urbano, como contenedores, y algún vehículo. La tormenta, que ha durado más de una hora, ha obligado a salvar a tres familias, cuyos integrantes se «encuentran bien».

El equipo de Gobierno local está organizando un servicio de desescombro y limpieza que actuará mañana, ha apuntado la regidora.

Aunque el caudal del arroyo ha ido bajando, las previsiones de lluvia mantienen en alarma a este concejo, así como en otros donde las lluvias y el granizo han sido fuertes, como en Alange y Palomas. En esta última localidad, el río Palomillas ha incrementado su caudal de agua y generó grandes balsas de agua.

El Centro de Urgencias y Urgencias 112 de Extremadura mantiene activa la alarma amarilla por lluvias y tormentas en las Vegas del Guadiana, Barros, Sosiega y zona sur de Badajoz, zona esta última que este jueves seguirá en alerta amarilla al lado del norte de Cáceres, Villuercas y Montánchez.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí