El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado el reconocimiento de la soberanía marroquí en el Sáhara Occidental, por comprender que su iniciativa de autonomía es «la única base» para una solución «justa y durable» que garantice «la paz y la prosperidad» en la zona.

«Marruecos reconoció a USA en 1777. Por tanto, lo acertado es que reconozcamos su soberanía sobre el Sáhara Occidental», ha escrito Trump en Twitter, al comunicar la firma de un documento.


El mandatario norteamericano, que abandonará el cargo el 20 de enero, ha anunciado este cambio en el marco de otro «histórico» acuerdo, según el cual Marruecos y también Israel han acordado el lugar pleno de relaciones diplomáticas.

En su proclamación, Trump apunta que «EEUU cree que un Estado saharawi independiente no es una alternativa realista para solucionar el conflicto y que una autonomía genuina bajo soberanía marroquí es la única solución viable».

«Instamos a la partes a iniciar conversaciones sin retraso, empleando el plan de autonomía de Marruecos, como el único marco para negociar una solución aceptable mutuamente», exhortó.

«Para hacer más simple el progreso hacia este objetivo -agregó-, USA alentará el desarrollo económico y social con Marruecos, introduciendo el territorio del Sáhara Occidental, y con ese fin abrirá un consulado el territorio del Sáhara Occidental, en Dajla, para fomentar las ocasiones económicas y comerciales en la región».

En un comunicado, la Casa Blanca reveló que Trump habló este jueves con el rey marroquí, Mohamed VI, al que le repitió su acompañamiento a «la iniciativa de autonomía seria, creíble y realista de Marruecos como la única base para una solución justa y durable a la disputa sobre el territorio del Sáhara Occidental, y como tal el presidente (de EE.UU.) reconoció la soberanía marroquí más que nada el territorio del Sáhara Occidental».

Durante esa charla, según la Casa Blanca, Mohamed VI «acordó reanudar las relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel y expandir la cooperación económica y cultura para impulsar la estabilidad en la región».

Con este acuerdo, Marruecos se convierte en el cuarto país árabe que normalizará lazos con Israel, tras Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Sudán; lo que ha sido auspiciado por la Administración de Trump.

Un funcionario de prominente rango del Gobierno estadounidense señaló este jueves en una llamada con periodistas que, mediante este pacto, Marruecos y también Israel pondrá en marcha en breve vuelos directos que los conecten y «se abrirán embajadas más adelante próximo».

Noticias relacionadas





Fuente