La Liga de Vencedores sufrió el martes por la noche otro episodio para incluir en los libros de historia de la competición. Si bien en esta ocasión fué una página que se verá tintada bajo la mancha del racismo.  Rondaba el minuto 13 de partido entre el Paris Saint Germain y el Basksehir en el momento en que tras una entrada del central del PSG Kimpembe sobre Gulbrandsen desató las iras en el banquillo de los turcos. Antes, según comunica L’Équipe, el cuarto árbitro, el rumano Sebastian Coltescu, ya les había advertido por las manifestaciones. 

En ese momento el árbitro Coltescu notificó por el pinganillo a Ovidiu Alin Hategan, colegiado primordial del encuentro, de ese alboroto en el banquillo visitante: «Ha sido el ‘negro’, ve y mira quién es. No es posible accionar de esta manera». Todo lo mencionado en rumano, mas coincidentemente negro’ dicen negru’. Webó, con pasado en numerosos equipos de la Liga de españa y en este momento asistente del cuerpo técnico del Estambul, le entiende y rápidamente se dirige hacia Coltescu recriminándole muy insultado que haya utilizado ese término. «‘Why do you say negro’?», ¿por qué razón afirmas negro?, le solicita exaltado.

Tarjeta roja 

Hategan sin miramientos exhibe una cartulina roja para el camerunés y frente a la presión de turcos y franceses comienza a ofrecer explicaciones. “Entre charlamos en rumano”, enseña el primer árbitro. A eso que Demba Ba, jugador del Basksehir, le responde “¿cuándo te refieres a un blanco, lo haces como el hombre blanco?”.

Neymar Mbappé se unen a las conversaciones, y a pesar de que Hategan insiste en que Webó, expulsado, abandone el campo para que se reanude el partido, el joven francés interviene y se solidariza con el exjugador de Osasuna y Mallorca entre otros. “Si el cuarto árbitro dijo eso, se tiene que ir”, exige Mbappé.

Ahora habiendo pasado casi diez minutos desde el instante en que se pausa el partido, el director deportivo del PSG, Leonardo, baja al césped del Parque de los Príncipes. El entrenador del Basksehir, Okan Buruk, asimismo se mete en ese corrillo y también incrédulo le comenta a Hategan que Webó “no ha dicho nada. Tu asistente le dijo ‘negro’, y le has expulsado”.

Las justificaciones del árbitro

Excusándose entre tanto enfado, Coltescu se justifica por haber usado ese término diciendo que “en Rumanía negro se refiere al color de la piel, jugador negro, y charlamos en rumano”, dice el colegiado.

Transcurridos algo más de diez minutos, Hategan suspende temporalmente el partido. El rumano explica a Leonardo que lo que ha pasado “es un caso especial” y que si quieren —citando a los turcos— proseguirán más tarde. 

Por último, y frente al «no» de tres jugadores visitantes a seguir bajo el arbitraje del cuarteto rumano, la UEFA se ve obligada a suspender el partido y posponerlo para este miércoels desde 18.55 horas con otros colegiados.






Fuente