El grupo de estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Badajoz, en colaboración con la Comisaría Local de Don Benito y la Unidad de Drogas y Delito Ordenado (UDYCO), ha detenido a un varón como presunto responsable de un laboratorio de cocaína desmantelado en la localidad pacense de Don Benito.

La investigación empezó a principios del mes de diciembre, en el momento en que los agentes recabaron información referente a la presencia de un posible chalet a las afueras de Don Benito, en la región conocida como “Dehesa Boyal”, sita en la carretera EX-206, donde se podría encontrar un laboratorio para la transformación o bien adulteración de substancias estupefacientes, concretamente cocaína.

El supuesto creador de los hechos la extraía bien de ropa empapada o de base de cocaína, para con posterioridad convertirla en clorhidrato de cocaína, destinada al consumidor final.

Los estudiosos pusieron de manifiesto la idoneidad de las peculiaridades del chalet para disponer un laboratorio, en pleno campo, aislado de otros domicilios, en una ubicación que controlaba todo el ámbito, con la clara finalidad de hacer más difícil la tarea policial y minimizar riesgos frente a la posibilidad de ser investigado.

Entre las primeras gestiones practicadas, aparte de la plena identificación del morador de tal chalet se confirmaron las continuas medidas de seguridad que adoptaba para no ser identificado y detectado.

De este modo, los agentes comprobaron que se desplaza por la zona de las Vegas Altas contactando con personas relacionadas con el tráfico de sustancias estupefacientes de la referida comarca.

Con la información lograda y la adecuada autorización judicial, en la mañana del día 22 de diciembre se procedió a la entrada y registro del chalet investigado y a la detención de un hombre por un presunto delito de tráfico de drogas.

Dentro del mismo, hallaron un “laboratorio o cocina” para la extracción y adulteración de clorhidrato de cocaína con todos y cada uno de los útiles parara su cocinado.

En conjunto se intervinieron 215,5 gramos de cocaína de lo que podría haber sacado unas 2.365 dosis, cuyo valor en el mercado ilícito sube a más de 26.000 euros; 850 euros en efectivo y cierta cantidad de mariguana.

Los agentes se incautaron además de multitud de predecesores como acetona, éter etílico, sodio, ácido clorhídrico, ácido orto fosfórico, ácido sulfhídrico, así como utensilios y herramientas para su tratamiento, como matraces, decantadores, básculas de precisión y molinillos, con los que se podría “cocinar» un total de 10 kilogramos de cocaína.

El detenido, de 41 años y sin antecedentes, tras la instrucción del pertinente atestado, ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.






Fuente