Un hombre de 39 años, vecino de Badajoz, perdió la vida en medio de una calle la tarde de Nochebuena en Badajoz. De entrada, el cuerpo no presentaba signos de crueldad y todo señala que la muerte le sobrevino por causas naturales, según ha informado la Policía Nacional. El lamentable desenlace pudo sobrevenirle por una afección cardíaca.

Ocurrió antes de las 17.00 horas en el comienzo de la calle José María Alcaraz y Alenda, a la altura del número 2, en las traseras del Banco de España, a las puertas de la cafetería La Moncloa. Según fuentes consultadas por este diario, la Policía Nacional recibió un aviso de que se se encontraba produciendo una discusión en el bar. Cuando los policías llegaron a las cercanías del lugar, encontraron en la calle a un hombre en el suelo inconsciente, en la calzada, junto a la acera. Los propios agentes procedieron de inmediato a realizarle la maniobra de reanimación, hasta la llegada de Cruz Roja y posteriormente de los sanitarios de una unidad medicalizada del 112. Todo fue en balde. Según los testigos, estuvieron más de una hora intentando reanimarlo, asimismo con el desfibrilador, pero no pudieron hacer nada por salvarle la vida, según informó Cruz Roja a este períodico.

Al parecer, el fallecido era un recurrente del ámbito aunque no vivía en la región. La Policía Nacional recibió el aviso por un combate y, tras lo ocurrido, tomó los datos de entre los presentes en el sitio de los hechos. Pero reitera que todo señala que fue muerte natural, por la «sepa total» de signos de crueldad, aunque hay que esperar al resultado de la autopsia y el informe del forense. Cuando el médico certificó la desaparición, hubo personas que expresaron su mal, como demostración de que conocían al fallecido, mas no se produjo una reacción propia de un suceso violento ni que fuera el resultado de un riña. De hecho, los clientes del bar se mostraban tranquilos. Fuentes consultadas señalan la posibilidad que la desaparición le sobreviniese por alguna dolencia cardiaca porque sufriese alguna nosología anterior, que se pudo desencadenar a raíz de la discusión. Rápidamente se activó el trámite judicial.






Fuente