Primer hallazgo positivo por coronavirus en el personal del penal de Cáceres. Según confirmó en este domicilio del Penal de Cáceres II, se trata de un funcionario de prisiones, el contagio se produjo en el exterior y fue el pasado martes que el penal se enteró del resultado de la prueba. También confirma que otros dos compañeros, también funcionarios penitenciarios del centro, que estaban en contacto directo con ella, fueron aislados como medida cautelar.

La empleada es empleada del módulo de mujeres. No había hecho su trabajo en las instalaciones en los últimos meses. Visitó las instalaciones el martes de la semana pasada para asistir a una reunión de la Comisión Disciplinaria, de la que es secretaria. Esta comisión está compuesta por el director del penal, un jefe de servicio y dos subdirectores de Régimen y Seguridad.

En declaraciones sobre este diario, la dirección del centro destaca que el contagio no se produjo dentro de las instalaciones y excluye que la situación haya afectado el buen funcionamiento del centro. Sin embargo, se destaca que están a la espera de las pautas que marque la administración y las instituciones penitenciarias en cuanto a las pautas a seguir.

El protocolo de Muface establece que en caso de contacto con un caso potencial o un caso confirmado, el primer paso es notificar al Servicio de Prevención del Área. Si ha estado expuesto al PSA, mantendrá una actividad normal, pero tenga cuidado con los posibles síntomas. Si no tiene PPE, será excluido del trabajo y permanecerá en casa en aislamiento hasta que se realice un PCR después de 7 días.

En caso de negativo, el trabajador se incorpora a su puesto y si da positivo, aunque la afección sea leve, permanece en aislamiento en su domicilio hasta que se realice una nueva prueba dentro de los 14 días.

Los sindicatos y el grupo de funcionarios penitenciarios comentaron esta situación el martes. La delegación en Cáceres de Tu trabajo puede matarme lamenta que esta situación sea «previsible» ya que, según ella, no se tomarán las medidas de protección necesarias durante estos meses. En esta linea Uso de acaip Cabe señalar que este jueves se realizará una reunión en la que se dará seguimiento al caso y se tomarán las acciones.

De esta manera, ambos afirman que tanto si usaron o no máscaras durante la reunión y mantuvieron distancias seguras, todos los empleados que estuvieron presentes en esa reunión serán aislados y examinados, independientemente de que tengan síntomas, para asegurarse de que los tengan. los positivos asintomáticos no son el caso.

Reclamar también Tu trabajo puede matarmeEn este sentido, se vuelve a interrumpir la comunicación en el centro penitenciario con el mundo exterior, que se restableció una vez finalizada la condición de alarma. Cabe señalar que las visitas de familiares y «vis a vis» siguen estando restringidas en el Centro Penitenciario de Badajoz. Exactamente en julio, dos policías nacionales asignados a custodiar los puntos de acceso que dieron positivo por coronavirus y otros 15 fueron puestos en cuarentena en el centro penitenciario de Badajoz. Sin embargo, los establecimientos penitenciarios descartaron cualquier contagio al personal de la prisión.

La infección del funcionario en la cárcel de Cáceres es, por tanto, la primera en las cárceles de Extremadura. Solo afecta al personal del centro y la administración descarta cualquier resultado positivo entre los internos. El uso de la mascarilla también es obligatorio para los internos, y todo interno que ingrese desde la calle por cualquier motivo será retenido en cuarentena obligatoria de 14 días, ya sea por libertad o por diligencia en el exterior con fines médicos, de acuerdo con el protocolo establecido por el sindicato estatal. Salud Penitenciaria, Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria, Grelasep y Asociación Profesional de Salud Penitenciaria.

PERSONAL CORTO

A la situación provocada por lo positivo, los funcionarios penitenciarios llevan meses sumando sus reclamos por falta de personal. Teniendo esto en cuenta, el centro contrató a 15 becarios el mes pasado, pero los sindicatos lamentan que sea una cifra «insuficiente» ya que solo cubre el 25% de las vacantes en las instalaciones.

Durante los meses de alerta, tanto sindicatos como asociaciones penitenciarias han destacado el «riesgo» que suponen las posibles infecciones en el centro penitenciario por esta escasez de mano de obra y el riesgo de incidentes durante los meses de toque de queda alerta. Con eso en mente, y tras anunciar la entrega de la Medalla de Extremadura a los funcionarios penitenciarios, su trabajo puede matarme, alegando que se trata de «una disimulación» de la falta de respuesta a las solicitudes para garantizar la seguridad y el personal en la prisión.

Noticias similares

.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí