La polémica sobre los salarios de la policía local de Cáceres recuperó ayer actualidad después de que la Asociación de Jefes, Mandos y Agentes, Unijepol Extremadura, denunciara que un agente destinado en el 112 trabajando ocho días por mes y haciendo 16 servicios por mes, tenga mejor sueldo neto que el jefe del cuerpo.

El colectivo lanzó esta pregunta al concejal de Seguridad Ciudadana, Andrés Licerán: «¿Cómo enseña la gratificación de unos 630 euros mensuales que tienen los agentes premeditados en el 112, siendo su cometido solo coger el teléfono sin prestar servicios en calle ni tener peligrosidad, no portar armas, etcétera? Las gratificaciones fijas y periódicas en su devengo ¿no son ilegales? ¿A qué espera para organizar ese puesto?, cuando es incomprensible que un agente de Plasencia destinado en el 112, haciendo exactamente las mismas funciones, gane 720 euros por mes menos que cualquiera de los agentes de la policía local de Cáceres allí destinados».

También charló el sindicato CSIF, quien solicitó al grupo de Gobierno que nombrara oficiales a los agentes que terminan de sobrepasar un desarrollo selectivo para esta categoría y le instó a que designase como subinspectores a aquellos gobernantes que reúnan los requisitos. «De esta manera se solucionaría por un tiempo la falta de mandos que tiene este cuerpo», señaló la central.

CSIF considera legítima la reivindicación retributiva de los mandos policiales por lo cual incorporará con el acompañamiento del sindicato, mientras que se haga de forma conjunta, englobando a la totalidad de la plantilla y al resto de los trabajadores municipales.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí