Aguardamos sorprender. Si cualquiera tenía la iniciativa de que, por cualquier situación, esto no estaba a nuestro alcance, deseamos demostrar que tenemos la posibilidad de llevar a cabo esto y cualquier otra cosa que nos propongamos, siempre que estemos bien dirigidas o bien asesoradas. Y luego, por nuestra cuenta, sacar de nosotras todos nuestros potenciales, porque somos mujeres muy valientes.

Lo dice Petra González Osuna, que se puso a las órdenes de José Manuel Rivero para representar ‘La casa de Bernarda Alba’. José Manuel Rivero no es actor ni director: es educador social. Petra es su alumna, con otras quince personas más (catorce mujeres y un hombre) en riesgo de exclusión popular.

Algunas trabajaron a lo largo de cierto tiempo, inclusive en el Municipio de Mérida: mas se terminó.

Agreguemos al género la edad y tenemos la ecuación resuelta. Póngase, además de esto, una pandemia que esperamos que no dificulte sus prácticas en empresas (hacen teatro, mas asimismo han montado un ropero solidario que surte a varias asociaciones de la región).

Qué considerable es el contexto. En Twitter, hace algunos meses, afirmaba una chavala: «Tengo trabajo tras dos años y, oigan, los asaltos de ansiedad que me daban por no comprender qué iba a ponerles a mis hijas de comer han desaparecido como por arte de magia. Me habían diagnosticado depresión».

Importan los apellidos: hay apellidos por los que no te contratan en ninguna parte. La primera oportunidad que lo leí fue estadounidense: habían contraindicado las fotografías en los curriculum vitae. Mas los apellidos hay que ponerlos. Y hay apellidos de negros, como hay apellidos gitanos. Vega, Salazar, Heredia. «Y, claro, lo ven y lo echan para atrás».

¿Y si pierdo el trabajo? El cariño, dicen, es lo que desplaza el planeta. El planeta lo mueve el dinero, seamos mayores: se lo pueden decir a esas parejas divorciadas porque no llegan las perras, porque uno ha gastado algo de sobra ese mes y viene una discusión y después otra y otra y lo que antes era un lunar bello en este momento es una verruga horrible y hubo tanto estruendos que en el final llegó el desenlace y donde había ingresos por el momento no quedan y la renta básica no llega para todo.

Nos movemos de esta forma: por miedo a perder el trabajo. Mas cuando menos tienes un trabajo.

Las viviendas son diferentes. Tienen las ventanas más pequeñas, hay más aluminio, más desconchones, cajas en la puerta, y no sé de qué manera se podría arreglar esto, con qué planes de urbanismo, con qué políticas sociales, dónde encontraremos una sociedad, un sistema económico, que deje que todo el mundo tenga un puesto digno, con un sueldo digno y unos jefes que le cuiden.

«Les puse ‘Amélie’, mas no les gustó», me contó José Manuel Rivero. Hicieron vídeos, leyeron la Bernarda, les gustó la Bernarda y todas y cada una querían ser la Bernarda, mas la Bernarda era Rocío: «por físico, por carácter, por todo». Rocío Gómez Ribas la sabe: «Si ves a la Bernarda desde la época actual, no la comprendes. Pero, si la ves en el tiempo en que se desarrolla la obra, que es justo antes de la Guerra Civil… Las mujeres nacían para casarse, tener hijos, cuidar a la familia… y era una sociedad muy pendiente del qué dirán».

De ahí que hay luto, por eso hay ocho años de luto y por eso Lorca es un clásico: porque trasciende los años y es comprendido por personas de muy diferente vida, de muy distinto estrato. Y de ahí que ‘Amélie’ no es un clásico, sino un pastiche cursi con modos de retratar la soledad anticuados ahora en 2001, señor Jeunet.

Voy a recibir cartas por ello.

La actividad parece que se está recuperando. De lo principiante, pero (creemos que) novedoso en Extremadura (en Sevilla se ha hecho ahora con las mujeres del Vacie) a la actividad profesional. Se siguen estrenando contenidos escritos. Paco Barjola se ha apoyado en «Las Brujas» de Luis Chamizo para escribir una obra nueva que se estrena este día 5 (justito en pleno puente) a las ocho de la tarde en Malpartida de Cáceres. La dirige Esteban García Ballesteros y la interpretan Marisol Verde y Elena de Miguel. Esto es, De la burla teatro. Y nos cuentan: «Las personajes principales de nuestras brujas, dos fallecidas, cuentan esta historia desde el presente, si bien vienen del pasado, y comparando temporadas, ya que resulta que la tradición nos sigue maniatando como antes y los prejuicios prosiguen siendo perjuicios». Se habla aquí, dicen, «desde el amor, el dolor, la pasión y el odio».

La dedican a las brujas, a las perseguidas, a las quemadas en la hoguera, a las que padecieron la Inquisición y las inquisiciones: «Por ellas, por sus hijas y por sus nietas».

Reviso la agenda. Otro Lorca, ‘Bodas de sangre’, en Ibahernando, a las siete de esta tarde en la Casa de la Cultura. ‘Laberinto, anatomía del presente’, asimismo el día de hoy, a las ocho y media, en el teatro Alkázar de Plasencia. Gala flamenca, hoy, a las ocho en el teatro cine Festival, de Villafranca de los Barros. Mañana, ‘Deshacia2’ en el teatro cine Monumental de los Santurrones de Maimona a las ocho. Concierto en ‘streaming’ de la interfaz ‘De manera directa’, a las ocho de la tarde, con el conjunto Seventh Sun… El domingo, a las 18.00 en Mérida viene ‘Crash, un planeta imaginario’ y el día 8 estarán en Brozas.

Parece que la cosa se va moviendo. Esperemos.






Fuente