Pasadas las 19.30 horas de esta tarde los vecinos de Camino Plano se asomaron a los balcones alertados por la existencia de la policía local y de una cascada de agua que anegaba la calle. «Creemos que ha estallado una tubería», ha dicho Rocío, una de las vecinas de la vía. «Esta noche el ‘lavao del gato'», pronosticó otra, al percatarse de que se había cortado el suministro. Efectivamente, el concejal de Infraestructuras, Andrés Licerán, no tardó en confirmarlo: otra avería le acababa de tocar al vecindario.

Licerán señaló que a ámbas rupturas que hubo en la plaza Cobrizo durante el puente y días posteriores (ya solucionadas) se unía la de hoy. Los técnicos piensan que puede tratarse de una rotura de la acometida del número 15. En estos momentos, el plantel de la empresa concesionaria del servicio, Canal de Isabel II, se encuentra haciendo comprobaciones y una máquina procede a abrir el pavimento. «Estamos intentando solventarlo cuanto antes. Espero que esta noche o bien de madrugada los vecinos vuelvan a tener agua», confió el edil.






Fuente