Extremadura envejece. Si actualmente el 20,9% de la población extremeña tiene más de 65 años,Dentro de quince años la previsión es que quienes alcancen esa cifra ya serán el 30,6%. Esto significa que prácticamente uno de cada tres extremeños superará la edad de jubilación tradicional, que la sociedad envejecerá cada vez más y habrá menos jóvenes. Así lo demuestra el último estudio de proyección de población realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que también prevé una importante pérdida de habitantes en la comunidad: habrá 88.400 extremeños menos en 2035, prácticamente el equivalente a todo el municipio de Cáceres.

Y este descenso asume queExtremadura bajará un millón de habitantes y se quedará con 954.000 habitantes en ese año. Esto no había sucedido desde principios del siglo pasado. Los primeros datos por debajo del millón que aparecen en los registros datan de 1910, cuando se contabilizaron 991.000 habitantes en la comunidad. Será la tercera comunidad española con mayor descenso vegetativo, solo superada por Asturias y Castilla y León. Pero también habrá diferencias entre provincias: Cáceres sufrirá una caída de población de más del 11%, mientras que Badajoz perderá casi la mitad, un 6%.

Esto es lo que dicen las previsiones si se mantienen las tendencias demográficas actuales, es decir, una disminución progresiva de la tasa de natalidad mientras que las muertes aumentarán este año por la pandemia del covid-19 pero se normalizarán, aunque en cifras elevadas, en los próximos años.

Las causas

Según el estudio del INE, se espera que los nacimientos caigan más de un 12% en los próximos 15 años.Alrededor de 6.500 bebés nacerán al año en la comunidad en comparación con los 7.500 este año 2020.Y el número de muertes será prácticamente el doble que el de nacimientos. En Extremadura se esperan más de 11.500 muertes en 2034, una cifra ligeramente inferior a la prevista para cerrar este año 2020 (11.900 muertes), que será superior a hace años por efecto de la pandemia (se esperan 750 muertes más que en 2019). Pero aun así, en ningún caso esa mortalidad, que se espera que se normalice a partir de 2021 y que se mantenga prácticamente estancada en los próximos años, no pueda contrarrestarse con nacimientos, que no dejarán de caer año tras año.

Tampoco se esperan grandes fluctuaciones en las migraciones.Si continúan las tendencias actuales, el saldo migratorio con el exterior entre 2020 y 2034, sería positivo en Extremadura en 1.227 personas, y en cuanto a la migración interna, Extremadura presentaría un saldo migratorio interregional negativo (-1.509).

La consecuencia directa de estos indicadores es que Extremadura, además de perder habitantes, tendrá una población cada vez mayor. Esta tendencia también se ve claramente con otro parámetro analizado por los profesionales de la estadística: la edad media de Extremadura, que pasará de los 44,7 años de hoy a los 49 previstos en 2034. Casi cinco más. Y una evidencia más la muestra el índice de envejecimiento, un indicador que mide el porcentaje de población mayor de 65 años en relación a la población menor de 16 años y que estará muy cerca de duplicarse en las próximas tres décadas. Este indicador pasará del 148% previsto en 2021 al 264% en 2034. Significa que el próximo año habrá 148 personas mayores por cada 100 niños menores de 16 años y en tres décadas habrá 264 extremeños mayores de 65 años por cada 100 niños menores de 16 años.

Las consecuencias

El hecho de que la sociedad envejezca no es un problema en sí mismo,también es consecuencia del aumento progresivo de la esperanza de viday eso, señalan los expertos, es un «éxito», «un logro social», un indicador de que la sociedad ha desarrollado condiciones favorables para la vida. Pero puede convertirse en un problema si no se abordan las consecuencias de este envejecimiento en el estado del bienestar. Y eso sin duda pasa por la economía. El envejecimiento implica una mayor demanda social y coste sanitario, pero también un mayor gasto en pensiones. Y el principal problema radica en la falta de relevo generacional, en el que según las proyecciones habrá cada vez menos población activa para afrontar un mayor coste social.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí